El padre de Nadia insiste en que todo lo gastó en curas aunque no aporta documentos

10.12.2016 | 17:54
El padre de Nadia, Fernando Blanco, ayer en el juzgado de La Seu d´Urgell (Lleida), tras ser interrogado por el juez, acusado junto a su esposa de un delito de estafa en la captación de donativos para tratar a su hija, que sufre una enfermedad rara.

El padre de Nadia, Fernando Blanco, insistió ayer ante el juez, antes de ser trasladado a la prisión, en que invirtió los donativos recibidos para curar a su hija en tratamientos convencionales o alternativos, aunque no aportó la documentación que podrían justificar estos gastos.
"Fernando no ha podido presentar justificantes porque lo detuvieron -los Mossos d'Esquadra-, intervinieron su domicilio y recogieron toda la información", ha asegurado el abogado de la familia de la menor, Alberto Martín.
En declaraciones a los periodistas, Martín ha explicado que el padre de Nadia dió "explicaciones de los ingresos y los gastos, y ha dicho dónde se han destinado y dónde no. Para él, es absolutamente inocente ya que dice que todas las cantidades recibidas han sido destinadas a tratamientos convencionales o alternativos en beneficio de la niña".
El padre de la menor volvió también a defender que la niña tiene una enfermedad rara documentada y que es "grave".
Después de tomar declaración a los padres de la niña, el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d'Urgell (Lleida) acordó anoche enviar a prisión a Fernando Blanco y retiró la patria potestad y la custodia a la madre, Marga Garau, que ha quedado en libertad con cargos.
En sendos autos, el juez concluye que los padres incurrieron en una "clara utilización" de los donativos, que alcanzaron los 918.000 euros desde 2008, para costear su "alto nivel" de vida.
El abogado de los padres ha asegurado que recurrirá la privación temporal de la patria potestad de la madre al considerar esta medida "una barbaridad" porque entiende que perjudica especialmente a la niña, que estará bajo la custodia de una tía materna que vive en Mallorca, pero que ha viajado este fin de semana a Lleida para recoger a la menor.
El letrado ha explicado además que los padres de la menor acudieron hace unos días al banco para empezar a devolver el dinero recibido como donativos, lo que hicieron hasta que el juez bloqueó la cuenta.
Según el juez, del estudio de las cuentas de la pareja se desprende una "clara utilización de las mismas para costear la vida de los investigados", ya que son "constantes" los cargos por conceptos ordinarios tales como supermercados, ferreterías, grandes centros comerciales, viajes, hoteles, restaurantes, tiendas de electrónica, comercio electrónico, alarma del domicilio o gastos de telefonía.
Mientras tanto, Fe

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook