DIARI DE TERRASSA

Reus llevará a la Fiscalía el incendio mortal causado por la pobreza energética

15.11.2016 | 17:25
Carles Pellicer, alcalde de Reus.

El Ayuntamiento de Reus (Tarragona) llevará a la Fiscalía el incendio mortal en Reus al no haber comunicado la compañía suministradora, según su criterio, que cortaban el suministro de electricidad en el domicilio en el que falleció ayer una anciana de 81 años.
Una vela apunta a ser la causa del incendio en el que ayer de madrugada murió la anciana de Reus, a la que hacía dos meses que le habrían cortado la luz, según fuentes próximas al caso.
El alcalde de Reus, Carles Pellicer, ha asegurado en rueda de prensa que la compañía suministradora Gas Natural habría "incumplido" la Ley 24/2015, que regula que las compañías de suministros básicos deben comunicar a los servicios sociales municipales si van a cortar el servicio por falta de pago.
El Ayuntamiento ya ha llevado el caso ante la Agencia Catalana de la Energía, que ha abierto un expediente informativo y Pellicer ha asegurado así que llevará el caso a la Fiscalía con "todas las pruebas que tenemos".
"No vamos a permitir actuaciones irregulares que, por no cumplir la ley, pongan en riesgo la vida de ciudadanos", ha asegurado.
Pellicer ha instado a las compañías de luz y gas a "ponerse las pilas" porque es "urgente" que se adhieran a los mecanismos impulsados por la Generalitat y los Ayuntamientos para combatir la pobreza energética.
A la familia afectada la atendían desde el 2013 y consta que vivía una nieta con la víctima, de 81 años, y el consistorio ya les había eximido de pagar el agua porque la empresa municipal Aigües de Reus comunicó los impagos y se activó el protocolo.
La "falta de comunicación" en el caso de la electricidad impidió que la familia entrara en el llamado circuito de protección de personas vulnerables, ha lamentado la concejala de Bienestar Social, Montse Vileia.
Ha pedido que se mejoren los protocolos, ya que de todas las compañías comercializadoras de electricidad solo tres han proporcionado listados de personas en este riesgo de vulnerabilidad y de forma muy irregular.
Una trabajadora social visitaba a la familia y la última vez fue el pasado 3 de noviembre, aunque no pudieron contactar con ella, ha precisado la titular de Bienestar Social de Reus.
La concejala ha destacado que su área destinó 300.000 euros en ayudas para cubrir los servicios básicos de luz, agua y gas que beneficiaron el año pasado a 1.700 familias, según sus datos.
Tanto el alcalde como la concejala confían que esta "situación que hay que lamentar" sirva para "dibujar por dónde han fallado los circuitos y protocolos" para detectar situaciones de riesgo ocultas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook