El "Rodea el Congreso" pone en un brete al grupo de Unidos Podemos

28.10.2016 | 17:14
Una anterior manifestación cerca del Congreso.

La protesta convocada por la coordinadora 25S para rodear el Congreso este sábado coincidiendo con la votación de la investidura de Mariano Rajoy ha puesto en un brete al grupo parlamentario de Unidos Podemos, inmerso en el debate sobre si debe primar el protagonismo en la calle o en las instituciones.
El papel de Podemos ante las movilizaciones fue uno de los asuntos abordados el miércoles en la reunión del grupo parlamentario de Unidos Podemos en la que, además del líder de la formación morada, Pablo Iglesias, y el portavoz, Íñigo Errejón, intervinieron los representantes de las distintas confluencias y de IU para explicar la posición en la que creen que tienen que colocarse en esta nueva legislatura.
Todos dan la bienvenida a las protestas de los ciudadanos que se puedan sentir defraudados por la elección de Rajoy pero, como siempre en Unidos Podemos, hay matices a la hora de decidir cómo afrontar el apoyo a esas manifestaciones sin que les pase factura y así se evidenció en esa reunión del grupo parlamentario.
La férrea defensa que Iglesias hizo ayer de las protestas durante su discurso en el debate de investidura, en el que llegó a decir que en el Congreso "hay más delincuentes potenciales que allí afuera", hace pensar que apuesta por hacer bandera de las movilizaciones.
Esa fue la tesis mayoritaria en la reunión del grupo de Unidos Podemos, indican fuentes de la dirección, que confirman que la intención de Iglesias y otros dirigentes del partido, como Irene Montero o Rafa Mayoral, es acercarse a saludar el sábado a los manifestantes cuando terminen las votaciones.
Quien aún no ha confirmado si también saldrá del Congreso para acercarse a la concentración es Errejón quien, según otras fuentes presentes en la reunión del grupo, lanzó durante ese encuentro una llamada de atención ante el riesgo de que el debate se desvíe y el sábado se acabe hablando sólo del apoyo de Podemos a la protesta.
Ante la sospecha de que el Gobierno va a "sobreactuar" "con helicópteros", Errejón avisó: "Ojo, que no nos encierren a hablar de si han volado tres latas y si condenamos eso o no. A ver si el día que el régimen hace la canallada nos ponemos a hablar de tres capuchas".
El secretario político de Podemos recalcaba, eso sí, su completo acuerdo con las movilizaciones, pero abogaba por que no les "encierren" ahí.
Un temor que no parecen tener otros en el grupo parlamentario, incluido el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, quien se ha comprometido a participar en la protesta, y el miércoles llamó a levantar la bandera de las movilizaciones.
Como él, otros muchos dirigentes de Podemos son partidarios de "no agachar la cabeza" y "mantenerse en pié" en defensa de las demandas de la mayoría social, sin quitarle, eso sí, el protagonismo a los ciudadanos.
El grupo parlamentario de Unidos Podemos pudo escuchar también el miércoles el análisis del portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech, quien destacó ante sus compañeros la importancia histórica de la decisión del PSC de mantener su no a Rajoy.
Doménech ve a los socialistas catalanes preocupados porque su formación les está comiendo terreno y expresó su confianza en la posibilidad de construir un "bloque" de cambio en Cataluña, al tiempo que destacó la "flexibilidad" que ha demostrado el PSC para pactar en distintas instituciones. "Iceta es un bailarín enorme capaz de pactar con cualquiera", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook