El Vall d'Hebron cuenta con un nuevo TAC pediátrico que reduce la radiación un 35 %

05.10.2016 | 18:44
El Vall d'Hebron cuenta con un nuevo TAC pediátrico que reduce la radiación un 35 %
El Vall d'Hebron cuenta con un nuevo TAC pediátrico que reduce la radiación un 35 %

El Hospital Maternoinfantil de la Vall d'Hebron, de Barcelona, ha incorporado un nuevo TAC o scanner pediátrico de última generación que reduce la tasa de radiación un 35 % respecto al mejor aparato del que hasta ahora disponía este centro, y que ha supuesto una inversión de un millón de euros.
El director clínico de Radiología y Medicina Nuclear del Vall d'Hebron, Manel Escobar, ha explicado hoy en rueda de prensa en el mismo centro que el nuevo TAC y las salas de espera se han decorado con vinilos ambientados en el espacio, para mejorar la experiencia de los niños ante las pruebas diagnósticas.
Gracias a la ambientación espacial y a una nueva app, ScanKids, en la que los niños de 6 a 12 años pueden conocer lo que les van a hacer en la prueba con antelación, se ha conseguido reducir las sedaciones pediátricas en un 75 % desde que se pudo en marcha este proyecto de humanización a mediados de julio pasado, ha asegurado Escobar.
Desde el 15 de julio hasta el 30 de septiembre han pasado por el nuevo aparato unos 300 niños, ha añadido.
La nueva decoración empieza en la sala de espera, donde se han ubicado sillas y mesas de pequeño tamaño, con juguetes, todo con motivos lunares, que continúa cuando los niños entran en el vestidor para dejar su ropa y ponerse la 'bata espacial', para entrar en la 'nave' que es el nuevo aparato de TAC.
En el interior de la sala del escáner, muy luminosa, la nueva máquina también tiene vinilos alusivos a una nave espacial y personajes galácticos, al igual que las puertas, y también se han instalado unas luces, de las que el paciente puede escoger el color, que simulan el inicio del viaje por el universo del TAC.
"Se trata -ha recalcado el doctor Escobar- de que la experiencia resulte lo más humana posible" para los niños.
Por lo que se refiere a la disminución de la radiación, Manel Escobar ha explicado que "las indicaciones para realizar un TAC en niños son muy estrictas porque tienen más años por delante para acumular radiación y, por lo tanto, de padecer cáncer asociado a la misma".
El nuevo TAC es el modelo iCT256 de la empresa Philips, que permite, mediante la denominada tecnología de 'reconstrucción iterativa', ser utilizado para las pruebas pediátricas, con dosis de radiación próximas a las de una simple radiografía de tórax, han asegurado fuentes del hospital.
Cuando el nuevo escáner, una "vieja aspiración" del hospital, ha recordado el doctor Escobar, no tenga programadas citas con pacientes pediátricos se usará también con adultos, ha precisado.
El director clínico de Radiología y Medicina Nuclear ha informado de que, en cuanto a las resonancias magnéticas, se está trabajando en la creación de un nuevo software, "que está casi a punto", para reducir el fuerte ruido que produce la máquina, uno de los aspectos más molestos de esta prueba diagnóstica.
La sala de espera de las resonancias magnéticas pediátricas, situadas justo al lado de las nuevas del TAC, no cuenta con la misma decoración infantil de vinilos galácticos, aunque los profesionales de este servicio han colgado pósters de sirenitas, bebés y también dibujos infantiles para humanizar el espacio.
El nuevo proyecto de decoración del espacio del TAC, denominado Imatgina, ha supuesto una inversión de 1,2 millones en su conjunto gracias a la colaboración del Instituto de Diagnóstico por la Imagen, el Servicio de Radiología de Vall d'Hebron y las fundaciones Philips y CurArte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook