Podemos avisa a Sánchez de que no le dará "un cheque en blanco" para gobernar

23.09.2016 | 17:28
Irene Montero, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso.
Irene Montero, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso.

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha advertido hoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que su partido no le dará "un cheque en blanco" y que los socialistas tendrán que aplicar políticas sociales y de regeneración democrática si quieren gobernar con su apoyo.
"Planteamos un acuerdo de gobierno en el que hay que hablar de configurar equipos para desarrollar políticas sociales y de regeneración democrática", ha señalado en una entrevista en Cuatro.
Montero ha asegurado que Unidos Podemos y el PSOE pueden ponerse de acuerdo "muy fácilmente" porque la mayor parte del programa socialista es muy semejante al de su formación.
Ha emplazado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez a que decida si quiere intentar un gobierno alternativo junto a ellos para evitar que el PP siga gobernando siendo una "banda de delincuentes" y "tremendamente" ineficaz.
En clave interna, Montero ha subrayado que a pesar de las diferencias que existen en su partido sobre el estilo de la formación o sobre la relación que quieren tener con el PSOE, sigue existiendo un consenso para ser un partido "de los y las de abajo".
En declaraciones a los periodistas en la Universidad de Verano de Podemos, ha dicho que coincide con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ayer lamentaba que el debate interno de su partido hubiera surgido en plena campaña de los comicios gallegos y vascos.
"El debate es muy difícil de evitar y no tiene por qué ajustarse a los tiempos electorales, pero estoy de acuerdo con Pablo en que podríamos haber elegido cualquier otro momento", ha dicho.
No obstante ha precisado que cuando surgen diferencias, los ciudadanos tienen que conocerlas porque "beneficia a la transparencia y aporta seguridad".
La dirigente de Podemos cree que esta polémica no afectará a la formación morada en las elecciones vascas y gallegas porque las diferencias demuestran que a pesar de ellas pueden trabajar unidos mientras que en otras formaciones "llevan paralizando el país más de un año".
"El debate político es sano, no lo es arrojarse los trastos a la cabeza. Eso es lo que ha pasado en los partidos tradicionales", ha añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook