Sánchez llamará a todos los partidos pero sin postularse como alternativa

05.09.2016 | 17:00
Sánchez llamará a todos los partidos pero sin postularse como alternativa
Sánchez llamará a todos los partidos pero sin postularse como alternativa

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, va a abrir a partir de mañana una ronda de contactos con los partidos, incluidos el PP y los nacionalistas, para intentar encontrar una solución al bloqueo político, pero ha aclarado que esto no supone que pretenda liderar una alternativa.
Sánchez ha hecho este anuncio en una rueda de prensa en la sede de Ferraz tras la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal.
"Voy a hablar con todas las fuerzas, desde los nacionalistas al PP, desde Podemos a Ciudadanos. Pero no me estoy postulando para liderar una alternativa, que quede claro", ha asegurado el líder socialista.
Ante la "cerrazón" de Mariano Rajoy y su pretensión de "cruzarse de brazos" tras su investidura fallida, Sánchez ha subrayado que la ronda tiene como objetivo "dialogar, no negociar", con el fin de recabar todas las soluciones que estén dispuestas a ofrecer las diferentes fuerzas, salvo EH Bildu, la única a la que no llamará.
Se trata de un diálogo "sin exclusiones", "abierto y sincero", para saber qué piensa cada uno, qué solución se pone sobre la mesa para que no haya terceras elecciones y para que España cuente con Gobierno cuanto antes.
Sánchez no ha descartado que en un futuro pueda volver a intentar la investidura, pero ha dejado claro que, por ahora, "no va a liderar una alternativa que no cuente con los votos necesarios para salir adelante", como le ocurrió en marzo.
"El PSOE no va a crear falsas expectativas, ni va a liderar ningún proyecto que esté abocado al fracaso", ha enfatizado.
El secretario general ha pedido "ir paso a paso" y recabar primero la opinión de los partidos, al recordar que la responsabilidad de formar gobierno y evitar nuevos comicios es "de todos".
Sánchez ha asegurado que quiere afrontar las conversaciones "sin vetos y sin líneas rojas", pero ha anticipado que se mantendrá firme en su rechazo a que Rajoy sea presidente, también después de las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre.
Su intención cuando hable con Rajoy será que éste le diga cuáles son sus planes para lograr los apoyos para formar gobierno.
"Rajoy no se tiene que engañar. No le vamos a hacer presidente, eso que lo tenga claro. A partir de ahí, podemos hablar de todas las cuestiones", ha comentado.
Al igual que quiere volver a reunirse con el presidente del Gobierno en funciones, Sánchez ha emplazado a los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y de Ciudadanos, Albert Rivera, a que hablen también entre ellos y "levanten los vetos" mutuos.
"Ha llegado el momento en el que todos hagamos política grande, que pensemos en los españoles, que no nos miremos de reojo y que, sobre todo, no nos pongamos vetos cruzados", les ha exhortado.
Según Sánchez, Ciudadanos no puede limitarse a apoyar al candidato que se presente a la investidura y Podemos, a votar en contra sin ofrecer una alternativa viable.
"Si el PP sigue enrocado en sus posiciones de culpar al PSOE de su fracaso y el bloqueo, las otras tres fuerzas políticas que estamos llamados a gobernar este país tendremos que hablar, dialogar y saber exactamente qué solución le podemos ofrecer al país", ha remarcado en su llamamiento a Iglesias y Rivera.
Ante las insistentes preguntas sobre si su objetivo final es postularse de nuevo como candidato a la investidura, Sánchez ha reiterado que por el momento, lo que va a plantear es que la solución no sea que el PP siga en el gobierno.
"La propuesta es cambio", ha resumido Sánchez el mensaje que trasladará a los otros partidos.
"No vamos a engañar a nadie, vamos a ir de frente. Soy una persona que hablar claro, voy de frente y soy coherente. El PSOE es la alternativa al PP y vamos a ofrecer soluciones desde la alternativa", ha señalado.
A su juicio, lo que necesita España es un gobierno "regeneracionista" que evite más casos como el del exministro de Industria José Manuel Soria, nombrado para un alto cargo en el Banco Mundial.
El líder del PSOE ha incidido en que su partido va a actuar con "mucha generosidad y responsabilidad" y sin pretender "buscar culpables", lo que sí ha reprochado a Rajoy.
Como ya hizo antes de la campaña electoral, Sánchez ha rechazado la posibilidad de se opte, como fórmula última de consenso, por un presidente del Gobierno independiente.
"La persona que lidere el país tiene que ser votada por los españoles", ha defendido.
Ante la petición de algunos dirigentes socialistas, como el extremeño Guillermo Fernández Vara o el castellanomanchego Emiliano García-Page, para que se abra un debate en el seno del partido sobre cómo desbloquear la situación, Sánchez ha afirmado que reunirá al Comité Federal del PSOE una vez que haya "una alternativa al bloqueo".
El secretario general no ha dado pistas de la fecha, si bien ha puntualizado que no va a depender de las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook