El perímetro del incendio de Navarra sigue estabilizado, pero no controlado

27.08.2016 | 17:29
Un efectivo de la UME (Unidad Militar de Emergencias) vigila que no se reactive el incendio declarado entre las localidades de Tafalla y Pueyo, en Navarra, que se encuentra ya estabilizado.
Un efectivo de la UME (Unidad Militar de Emergencias) vigila que no se reactive el incendio declarado entre las localidades de Tafalla y Pueyo, en Navarra, que se encuentra ya estabilizado.

El perímetro del incendio declarado el jueves al norte de Tafalla (Navarra) se mantiene estabilizado, pero al persistir las condiciones meteorológicas desfavorables no puede darse por controlado.
Así lo han señalado desde el Gobierno foral, que señalan que las dotaciones de los bomberos de Navarra y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han permanecido vigilantes durante la pasada noche para atajar posibles rebrotes.
De hecho, se registró uno hacia las 23.00 horas de ayer en el límite del frente izquierdo, cerca de la balsa de Artajona del Canal de Navarra, y que ha quedado apagado hacia las 01.00 horas de esta madrugada.
En cualquier caso, la positiva evolución del incendio ha permitido que a las 8.00 horas de hoy se retirase una de las dos secciones de la UME que han trabajado en las tareas de extinción desde la tarde del jueves.
También han regresado a sus bases los cinco aviones aportados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Se mantienen en el lugar prácticamente la totalidad de los bomberos del Gobierno de Navarra que fueron movilizados, alrededor de 60 personas, y la segunda sección de la UME, y está previsto que esta mañana realicen descargas los tres helicópteros del Gobierno de Navarra y el avión Azor cedido por el Estado que tiene su base en el aeropuerto de Noain.
También continúa en el lugar personal del Guarderío Forestal del Gobierno foral, voluntarios de Cruz Roja y DYA y vecinos de la zona que aportan sus vehículos agrícolas para realizar cortafuegos siguiendo las instrucciones de los responsables del dispositivo.
Las mismas fuentes recuerdan que el incendio, declarado sobre las 12.00 horas del pasado jueves, ha afectado entre 2.700 y 3.000 hectáreas de superficie, no todas ellas quemadas, y es el de mayor en superficie en Navarra desde 1989.
Los terrenos afectados corresponden a campos agrícolas de secano, huertas agrícolas de secano, huertas, matorral, encinares y robledales, y repoblaciones de pino, tanto alepo como laricio. En ningún caso ha existido riesgo para los núcleos urbanos de la zona.
Las llamas partieron de un matorral en la mediana de la autopista AP-15, en el kilómetro 54,500, y tuvieron su origen en una colilla según la investigación realizada por la Policía Foral.
El fuego saltó dos carriles y el arcén de la autopista, la vía del tren (el tráfico estuvo cortado durante media hora) y la N-121 (Pamplona-Tudela), desde donde avanzó por una zona de huertas y se abrió en forma de "V", empujado por fuertes rachas de viento suroeste, hacia la zona de Artajona.
Las previsiones meteorológicas indican que hoy se mantendrán las temperaturas altas con viento del sur y sureste flojo, aunque a última hora aumentará su intensidad y girará a norte y noreste, con bajada de los termómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook