La familia de Ana Huete viaja a Italia para avanzar en los trámites de repatriación

26.08.2016 | 18:19
Vivienda en Víznar donde reside la familia de Ana Huete.
Vivienda en Víznar donde reside la familia de Ana Huete.

La familia de Ana Huete, la única víctima española en el seísmo de Italia, viajará hoy a este país para avanzar en los trámites de repatriación del cadáver de la joven.
El portavoz de la familia y tío de la fallecida, Nicolás Espigares, ha informado a Efe de que, a partir de este mediodía, tiene previsto coger un avión desde Málaga junto a los padres de Ana y otro tío político de la joven.
El vuelo aterrizará en Roma, en donde les espera personal de la Embajada española para desplazarse hasta el hospital de la capital italiana donde se encuentra el cuerpo de la víctima, ha detallado.
En el centro hospitalario, la familia intentará que una autoridad competente esté presente durante la identificación del cadáver para avanzar lo máximo posible en los trámites para la repatriación, ha indicado el portavoz.
Permanecerán en Italia el tiempo que sea necesario, ha añadido Espigares, quien ha detallado que un seguro de defunción que tenía contratado la familia asumirá los gastos de este trámite.
La joven, de 27 años, falleció como consecuencia del terremoto de 6 grados en la escala abierta de Richter que afectó la madrugada del miércoles varios pueblos de Italia cuando estaba en Illica, una de las localidades más dañadas, a la que había viajado con su pareja, de origen italiano.
Joaquín Caballero (IU), alcalde de Víznar -localidad ubicada a pocos kilómetros de la capital granadina y en la que residían los padres de la joven-, ha explicado a Efe que el Ayuntamiento mantendrá hasta el domingo los días de luto oficial que decretó ayer para mostrar su la solidaridad y dolor.
De acuerdo con los trámites habituales, la familia estará acompañada por personal del Consulado español, que se encarga de asesorar en la tramitación necesaria para repatriar el cadáver, una gestión que puede producirse en el plazo de una semana.
Antes de que la familia pueda regresar a Granada con el cuerpo de la joven, las autoridades italianas deben formalizar el certificado de defunción y tramitar la documentación pertinente para repatriar a la víctima.
El céntrico local en el que la fallecida y su pareja regentaban una pizzería, que permanecía cerrado por vacaciones desde principios de mes, recuerda con flores y velas a la víctima, junto a comunicados de apoyo y condolencias de diferentes instituciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook