El nuevo líder de Podem aboga por el trabajo conjunto con la CUP en las luchas sociales

06.08.2016 | 19:39
El nuevo secretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, durante la entrevista con Efe.
El nuevo secretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, durante la entrevista con Efe.

El nuevo secretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, apuesta por desarrollar un "trabajo conjunto" entre su partido y la CUP, que ya comparten en la calle numerosas "luchas sociales", pese a sus "divergencias" en torno al proceso soberanista en Cataluña.
En una entrevista con Efe, Fachin ha reconocido que "el posicionamiento de la CUP sobre la cuestión nacional diverge totalmente con el de Podem Catalunya", pero en cambio, en el "diagnóstico de cómo es la sociedad en la que vivimos y cuáles son sus problemas", hay "muchas coincidencias".
De hecho, Fachin ha puesto de relieve que las bases de una y otra formación política "están trabajando juntas en las luchas sociales", por lo que los "puentes" ya existen.
"Esos puntos de encuentro en lo social nos obligan a intentar entender al otro en cuestiones en las que no estamos de acuerdo", como por ejemplo el proceso hacia la independencia, ha apuntado.
Fachin, que ha asumido las riendas de Podem Catalunya tras proclamarse vencedor de las primarias en julio, al recabar el 41,96 % de los votos, por delante de los otros cuatro aspirantes a la secretaría general, se ha mostrado contrario a "caer en una dinámica de bloques" que distinga sólo entre independentistas y unionistas.
En su opinión, "sería un error terrible" que los espacios que representan Podem, integrado en el grupo de Catalunya Sí que es Pot en el Parlament, y la CUP no colaboraran en aquellos ámbitos donde comparten puntos de vista.
Este trabajo unitario, ha destacado, "en la calle ya se está dando", por lo que "las organizaciones tienen que ser un reflejo de esos puntos de encuentro y también de las diferencias".
"Tenemos que trabajar juntos en las cosas que compartimos. Y sobre las que no compartimos, tenemos que discutir. Pero no nos podemos permitir el lujo de no trabajar juntos, por ejemplo, en el modelo sanitario catalán", ha razonado.
En el terreno de las políticas de sanidad, ha insistido, "compartimos con la gente de la CUP un diagnóstico de qué ha pasado en la sanidad y cuáles son las soluciones", mientras que Junts pel Sí "defiende a capa y espada" el modelo actual, avalado "en muchos aspectos" también por el PP y Ciudadanos.
"Yo estoy cansado de votar en el Parlament igual que la CUP, mientras Convergència vota igual que el PP", ha subrayado Fachin, uno de los 11 diputados de Catalunya Sí que es Pot, que integra a ICV, EUiA y Podem Catalunya.
A la hora de referirse al funcionamiento interno de la CUP, Fachin se ha mostrado especialmente respetuoso con sus "procesos democráticos" de toma de decisiones.
"Pese a las muchas diferencias que tenemos con la CUP, su manera de funcionar desde abajo, con debates vivos y descentralizados, es muy respetable", ha reconocido.
Fachin ha aplaudido incluso el "compromiso" de la CUP con sus postulados soberanistas, que Podem no suscribe: "Me da la impresión de que, de todas las fuerzas independentistas, la CUP es la que se lo toma más en serio".
"No compartimos la estrategia ni los puntos de partida de la CUP, pero hay que reconocer que están haciendo un trabajo político muy complejo y que, por una cuestión de formas y de compromiso, lo están haciendo mucho mejor y de manera más sincera que ERC y CDC, a los que se les nota muchas veces que no se lo creen mucho", ha argumentado.
En lo que sí se ha mostrado crítico ha sido en la actitud de Junts pel Sí y la CUP de hacer valer su fuerza en el Parlament para "tirar millas" con su hoja de ruta hacia la independencia. "Han decidido que ellos ya tienen una mayoría, que no necesitan a nadie para seguir adelante, nos han dejado claro que no nos necesitan", ha apuntado.
Sobre la propuesta de referéndum unilateral de independencia que defiende la CUP, ha opinado que "el referéndum se ha de hacer", pero "la manera de que sea efectivo es que sea pactado".
Aunque ha admitido que el resultado de las elecciones generales del pasado 26 de junio hace "más complejo" un referéndum autorizado por el Estado, ha advertido de que una consulta unilateral "puede ser un instrumento que no tenga por objeto desencallar y dar voz a la ciudadanía, sino profundizar en el bloqueo".
"Los movimientos unilaterales desde las elecciones del 27S no han sido capaces de desbloquear la situación", ha constatado Fachin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook