Rajoy avisa a Sánchez de que mantenerse en su no aboca a nuevas elecciones

02.08.2016 | 20:08
Mariano Rajoy, en rueda de prensa en el Congreso
Mariano Rajoy, en rueda de prensa en el Congreso

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ofrecido hoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, la formación de cuatro grupos de trabajo para negociar un acuerdo que permita su investidura, pero ante su negativa le ha advertido de que, si se mantiene en ella, España está abocada a unas terceras elecciones.
Rajoy, en una comparecencia ante los periodistas tras reunirse durante casi una hora con Sánchez en el Congreso, ha recalcado que, si no hay una serie de compromisos suyos y de su partido, no es posible la investidura ni un gobierno estable.
No ha despejado la duda de si se presentará a ella en el caso de que, tras la nueva ronda de contactos que está manteniendo (mañana se verá con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y después ha anunciado que lo hará con representantes de otros partidos), no logra apoyos suficientes para ser elegido.
En esa línea, ante la pregunta de si estaría dispuesto a una investidura fallida que permitiera reblandecer las posiciones ante una segundo intento, ha ironizado: "Podrían reblandecerse antes y nos evitábamos perder el tiempo".
"En esa operación, en la del reblandecimiento, es en la que estoy, y lo otro viene después y hablaremos en otro momento", ha subrayado.
Para lograr el acuerdo, hoy ha planteado a Sánchez una propuesta sobre la que ha ofrecido "diálogo abierto" y oír sugerencias alternativas.
En ese sentido, está dispuesto a negociar sobre un gobierno de coalición, o sobre las coincidencias entre el programa del PP y el acuerdo que firmaron el PSOE y Ciudadanos, o sobre el documento que aprobó el Comité Federal del PSOE en diciembre de 2015 sobre los ocho grandes acuerdos que en su opinión necesitaba España.
Con el convencimiento de que es posible algún tipo de entendimiento, le ha propuesto crear cuatro grupos de trabajo.
Uno sobre reformas institucionales; otro sobre la política económica que tenga como prioridad cumplir los compromisos europeos y presentar unos presupuestos, así como abordar la reforma de la financiación autonómica; un tercero dedicado a fijar las bases de un pacto nacional de educación y por la ciencia; y otro más encargado de la política social.
"Se puede articular un proceso de negociación eficaz para lograr una agenda de reformas para toda la legislatura", ha asegurado Rajoy, quien ha añadido: "Se puede si se quiere". Y para lograrlo, según él, está dispuesto a "negociar todo el tiempo que haga falta".
Pero junto a esa disposición, ha advertido a Sánchez de que, si se mantiene en el no, la única alternativa sería unas terceras elecciones, que ha considerado que no convienen a los intereses nacionales.
"El acuerdo programático que yo ofrezco es la condición previa para formar gobierno; el desacuerdo que el señor Sánchez ofrece es la condición previa para repetir las elecciones", ha sentenciado, antes de subrayar que se niega a querer ver más cerca esos nuevos comicios.
Tras lamentar que Sánchez no haya sido hoy receptivo y ni siquiera se haya mostrado dispuesto a intentar un acuerdo, sí ha informado de que el líder del PSOE le ha transmitido que hablará con él cuando lo estime oportuno y que, si logra su investidura, podrá contar con él para cuestiones de Estado.
El presidente en funciones ha explicado que lo urgente es formar gobierno y no un debate de investidura que pueda resultar fallido. "La investidura es para formar gobierno, y tengo la sensación de que el señor Sánchez la reclama para que no haya gobierno. No tiene mucho sentido que demande la investidura quien no quiere colaborar a formar Gobierno", ha resaltado.
Rajoy desconoce si Sánchez tendría intención de encabezar una alternativa para formar gobierno si él fracasara y ha asegurado que en la reunión de hoy no le ha comentado nada al respecto, pero que, en cualquier caso, un gobierno de PSOE, Podemos, CDC y ERC sería también malo para España.
El presidente del Gobierno en funciones ha insistido en que es mucho más lo que une al PP y al PSOE que lo que les separa, y sobre las palabras de Sánchez para que busque un acuerdo entre las derechas, ha hecho hincapié en que es más importante tener en cuenta otras divisiones que la relativa a derechas e izquierdas.
Así, ha citado las divisiones entre los moderados y los que no lo son, los que están con la Constitución y los que no, y los europeístas y no europeístas.
Respecto a la reunión de mañana con Albert Rivera, ha avanzado que le hará un planteamiento similar al que hoy ha realizado a Sánchez y ha considerado que no debería haber muchas dificultades para lograr un acuerdo.
Un entendimiento ante el que ha dicho desconocer si puede facilitarlo el hecho de que, finalmente, la antigua CDC no vaya a tener grupo en el Congreso.
Rajoy ha informado igualmente de que tiene previsto verse próximamente, sin fecha fija aún, con la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook