Los inversores del nuevo BCN World depositan una fianza de 7,5 millones por los terrenos

29.07.2016 | 17:21
Josep Rull, conseller de Territori i Sostenibilitat.
Josep Rull, conseller de Territori i Sostenibilitat.

Los inversores interesados en el nuevo BCN World, los grupos Hard Rock, Melco y Peralada, han depositado hoy una fianza de 7,5 millones y se han comprometido formalmente a comprar los terrenos donde se ubicarán los hoteles, casinos y zonas comerciales de este complejo que se ubicará en Vila-seca y Salou.
Representantes de estos tres grupos se han reunido este mediodía en el Palau de la Generalitat con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; con el vicepresidente Oriol Junqueras y con los consellers Josep Rull y Jordi Baiget, entre otros cargos de la administración catalana, para sellar este acuerdo, que era obligado para que este proyecto tarraconense continuara adelante.
Al acabar la reunión, el conseller de Territorio, Josep Rull, ha presentado dicho acuerdo como "el momento más trascendental" hasta el momento de este proyecto de ocio, denominado inicialmente BCN World y que, tras ser redimensionado a la baja, aún no tiene nuevo nombre, si bien el Govern se refiere al complejo como Centro Recreativo Turístico (CRT).
Rull ha subrayado que con los 7,5 millones depositados por estos grupos internacionales -a razón de 2,5 millones cada empresa-, el proyecto adquiere una "solidez extraordinaria".
Recientemente, el Instituto Catalán del Suelo (Incasòl) renovó hasta septiembre de 2017 la opción de compra sobre los terrenos propiedad de La Caixa donde está previsto ubicar el nuevo BCN World.
Rull ha comentado que, con el acuerdo sellado hoy con cada uno de los inversores, que aspiran a operar un casino en el complejo, cada uno de ellos se compromete a adquirir las 103 hectáreas donde se ubicarán los 'resort' del complejo, que está situado junto al parque de PortAventura.
Preguntado por si los inversores interesados en el nuevo BCN World estaban preocupados por el hecho de que el presidente catalán deba superar una cuestión de confianza a finales de septiembre, el conseller ha destacado que este proyecto tiene las "garantías de que una mayoría muy amplia del Parlament" lo respalda.
La Generalitat también ha reiterado hoy a las empresas precalificadas para convertirse en operadores del complejo de ocio y juego de Vila-Seca y Salou que prevé aprobar el plan director urbanístico de forma definitiva "a finales de noviembre".
A partir de aquí, el Govern ha aceptado, a petición de los inversores, ampliar de 30 a 90 días el tiempo para que Hard Rock, Melco y Peralada "presenten sus respectivos proyectos".
Y, tras ese trámite, el Govern deberá resolver el concurso de los casinos con el fin de que las obras en el complejo puedan empezar durante el verano de 2017.
Actualmente operan cuatro casinos en Cataluña, y está previsto que haya uno o dos casinos como máximo en el nuevo BCN World, frente a los seis previstos inicialmente.
Según aseguró el conseller Junqueras el pasado 30 de junio, los grupos Melco y Hard Rock se presentarán juntos y, si ganan, operarán un casino cada uno, mientras que si gana el Grupo Peralada solo habrá un casino más.
Con el acuerdo firmado hoy, ha dicho Rull, las tres empresas precalificadas pondrán disponer del suelo y tendrán derecho a comprar los terrenos una vez se haya aprobado definitivamente el plan director urbanístico y se haya resuelto el concurso de las licencias de los casinos.
De hecho, la fianza depositada hoy era una "condición imprescindible" para que las empresas precalificadas pudieran "avanzar en el proceso", ha admitido Rull, mientras que los representantes de los inversores interesados en el nuevo BCN World no han comparecido ante la prensa.
Rull también ha querido destacar que, como el Incasòl cuenta con la opción de compra sobre los terrenos de La Caixa, todo el proceso queda bajo control público, aunque sin costes para la administración catalana.
Asimismo, el Govern también ha aprovechado el encuentro para agradecer a los operadores su confianza y su compromiso con este proyecto de ocio y juego, y para resaltar que el complejo lleva asociadas unas inversiones de entre 2.000 y 2.500 millones de euros, más que lo invertido hasta el momento en PortAventura.
El nuevo BCN World ha pasado de las 600 hectáreas del principio a poco más de 100, y el techo hotelero también disminuye en un 29,2 %, pasando de los 600.000 metros cuadrados a los 425.000; además, tendrá una superficie de 30.000 metros cuadrados destinada a casinos, la mitad de los previstos inicialmente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook