Atentado en Niza

Los Mossos reforzarán los controles antiterroristas en las zonas turísticas

15.07.2016 | 17:59
Los Mossos reforzarán los controles antiterroristas en las zonas turísticas
Los Mossos reforzarán los controles antiterroristas en las zonas turísticas

Los Mossos d'Esquadra reforzarán durante todo el verano los controles antiterroristas en los accesos y en los principales núcleos turísticos de Cataluña, como medida de prevención tras el atentado de Niza, según ha anunciado hoy el conseller de Interior, Jordi Jané.
En rueda de prensa tras la reunión del Gabinete de Coordinación Antiterrorista de Cataluña, Jané ha lanzado un mensaje de "serenidad y confianza" ante la amenaza terrorista, ya que ha resaltado que los cuerpos de seguridad no bajan la guardia y trabajan de forma "intensa y coordinada", pero ha reconocido que nadie está "exento" del riesgo, porque siempre es posible que haya una "acción aislada".
Pese a que en la reunión en Madrid de la mesa de evaluación del riesgo antiterrorista, en la que también han participado los Mossos d'Esquadra, se ha acordado mantener la alerta 4, en una escala del 1 al 5, Jané ha anunciado que en Cataluña la policía catalana reforzará la presencia de unidades antiterroristas en las principales zonas turísticas y que también se efectuarán controles estáticos en las vías de acceso a estos núcleos masificados.
El conseller ha evitado precisar dónde se aplicará este refuerzo de controles antiterroristas, pero ha indicado que se llevará a cabo durante todo el verano y que los ciudadanos lo notarán porque verán a agentes con armas largas en zonas turísticas y en ocasiones podrán quedar atrapados en una retención viaria por un control, por lo que ha pedido paciencia, comprensión y la máxima colaboración.
Jané ha indicado que durante el primer semestre de este año, pese a que tenían previsto que el 20 % de la actividad planificada de los Mossos d'Esquadra se dedicara al plan antiterrorista, finalmente se ha elevado al 30 % y en puntos concretos como la ciudad de Barcelona incluso al 40 %.
La reunión de hoy del gabinete antiterrorista de Cataluña, que ya estaba prevista porque se celebra de forma quincenal, se ha trasladado al Palau de la Generalitat, para que la encabezara el presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, tras el atentado de anoche en Niza, que se ha cobrado más de 80 víctimas mortales.
Jané ha resaltado que en el Gabinete, que hoy se ha reunido por vigésimo sexta vez desde que se constituyó, se ha acordado reforzar durante todo el verano la presencia policial en el ámbito antiterrorista en algunas ciudades y zonas con una gran afluencia turística, de forma paralela a los dispositivos de seguridad ciudadana que se planifican para las zonas turísticas.
"Seguro que se percibirá una mayor presencia policial, de agentes con armas largas. Se tiene que percibir como dentro de la normalidad en el actual contexto de amenaza terrorista", ha indicado.
Jané, que ha comparecido junto al director de los Mossos, Albert Batlle, y el comisario jefe, Josep Lluís Trapero, ha anunciado que también se harán controles estáticos antiterroristas en la entrada de determinadas ciudades con afluencia turística.
"Estos dispositivos, a veces, pueden comportar algún inconveniente para las personas. Se hacen para la prevención. Para detectar si alguien quiere atacar nuestra seguridad y convivencia pacífica. Pedimos comprensión, sabemos que la tendremos. La gente lo entenderá, como ocurre en otros países de nuestro entorno", ha indicado.
En este sentido, Jané ha señalado que el objetivo de los Mossos d'Esquadra es que los ciudadanos puedan vivir con seguridad y con normalidad, sin una "excesiva angustia" ante la amenaza terrorista.
"El riesgo existe y es compartido con muchos países del entorno occidental. Todos sabemos que nadie está exento de sufrir una acción aislada de un posible simpatizante, sin vinculación orgánica con Daesh, individual o colectiva, de gran alcance", ha advertido.
"Somos conscientes de que esto pasa en Niza, una ciudad mediterránea, cercana geográficamente a Cataluña, a una distancia que no llega a los 600 kilómetros. Es una realidad cercana, que sentimos próxima. En estos momentos, cuando tenemos el impacto emocional de un atentado tan cercano, es lógico un sentimiento de angustia", ha indicado.
En la reunión de hoy también se ha acordado intensificar la actuación de los planes que luchan la radicalización, en los casos en los que se detecten a personas que han entrado en una dinámica sospechosa. "Si lo detectamos, intensificaremos las medidas necesarias de control", ha señalado Jané.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook