Unió presenta un ERE y espera llegar en breve a un acuerdo con sus acreedores

13.07.2016 | 21:29
Unió presenta un ERE y espera llegar en breve a un acuerdo con sus acreedores
Unió presenta un ERE y espera llegar en breve a un acuerdo con sus acreedores

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) sobre sus trabajadores ante la autoridad laboral de la Generalitat y ha transmitido que, pese a las dificultades que atraviesa, espera poder llegar a un acuerdo con los acreedores en las próximas semanas.
Así lo han avanzado fuentes de la dirección de Unió, que han subrayado que, en estos momentos, lo que más preocupa en el partido democristiano y a su dirección son los trabajadores de la formación.
Las fuentes consultadas, que no han querido dar más detalles del ERE presentado ante la autoridad laboral, han transmitido que Unió confía en poder llegar a un acuerdo en las próximas semanas con todos los acreedores.
Según la ley concursal, Unió gozaba de un periodo de cuatro meses -a contar desde el 14 de marzo- para llegar a un acuerdo con los acreedores y, si no lo lograba, debía entrar en concurso de acreedores.
La pérdida de representación parlamentaria en el Parlamento catalán y en el Congreso de los Diputados, sumada a la fuga de concejales y militantes desde su ruptura con CDC, afectó las cuentas de Unió, con una deuda que asciende a los 19 millones de euros.
La situación obligó a la dirección a anunciar a los dirigentes el pasado 14 de marzo que se sometían a un preconcurso de acreedores pasado.
Se trata de una figura legal previa al concurso de acreedores por la que se abre un periodo de tres meses para alcanzar un acuerdo de renegociación de la deuda y uno extra para presentar la solicitud de declaración de concurso ante el juez mercantil si no se ha logrado finalmente una solución.
Así, el plazo total de cuatro meses se agota mañana, pero la dirección del partido, consultada por Efe, no ha ofrecido detalles del estado de la negociación de una deuda que se enfila a los 19 millones de euros, gran parte de ella con bancos, más de su confianza en llegar a un acuerdo en breve, contexto en el que se enmarca el ERE presentado.
Tras el divorcio de Convergència y la escisión de Demòcrates, Unió afrontó las pasadas elecciones catalanas en solitario, con su secretario general, Ramon Espadaler, como cabeza de cartel, y se quedó fuera del Parlament, un resultado que se repitió en las generales, con Josep Antoni Duran Lleida al frente de la lista, quien acabó por dimitir como líder de la formación.
En esta etapa de transición, la dirección de Unió, bajo la batuta de Ramon Espadaler, ha reducido personal y, entre otras cuestiones, está negociando la venta de su sede central, situada en la calle Nàpols, cerca del Parque de la Ciutadella de Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook