Detenidos por sustraer menores en Holanda y traerlos a robar a Barcelona

22.06.2016 | 11:48
Un coche de los Mossos d´Esquadra, en un suceso.
Un coche de los Mossos d´Esquadra, en un suceso.

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Holandesa han detenido a los dos jefes de un grupo criminal por tráfico de seres humanos y sustracción de menores tras localizar y repatriar a cinco menores, de entre 1 y 15 años, que habían sido sustraídos en Holanda y enviados a robar al metro de Barcelona.
Según informan hoy los Mossos, agentes de las policías catalana y holandesa han llevado a cabo un operativo policial que culminó el pasado 15 de junio con la detención de un hombre y una mujer de nacionalidad bosnia, de 46 y 49 años, respectivamente, como jefes de un grupo de carteristas reincidentes que actuaban en el metro de Barcelona y utilizaban a los menores para delinquir en el suburbano.
La investigación policial se inició en Amsterdam a mediados del año pasado, cuando la policía holandesa detectó a menores que se dedicaban a hurtar, y por ello puso en marcha un dispositivo de vigilancia que demostró que efectivamente los menores eran dirigidos por adultos para cometer los robos.
Enseguida se creó un equipo conjunto con la Fiscalía de Amsterdam para iniciar esta investigación de alcance internacional, y actualmente la policía holandesa está investigando a cuatro grupos criminales activos en los Países Bajos que estarían utilizando menores para delinquir.
La cooperación internacional policial a través de Europol permitió detectar en Barcelona a uno de estos grupos e identificar a uno de sus miembros, una mujer que utilizaba una identidad diferente a la que tenía la policía holandesa y que había pedido asilo para poder residir en Holanda en abril del 2014, cuando llegó acompañada de siete menores y dijo que eran sus hijos.
Las autoridades holandesas asumieron la tutela legal de los 7 menores, pero una de ellas se negó a vivir con su progenitora y las autoridades también asumieron su guardia legal.
La investigación ha revelado que anteriormente la mujer había solicitado residencia en Alemania, Austria y Suiza con otras identidades.
Esta mujer fue detectada por los Mossos cuando llegó a la capital catalana en octubre de 2015 dado que cometió hurtos continuados, especialmente en el interior de la red del metro de Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook