El proceso catalán y el concierto vasco, claves nacionalistas para pactar un Gobierno

21.06.2016 | 11:44
El cabeza de lista del PNV, Aitor Esteban; el cabeza de lista de ERC, Gabriel Rufián; el portavoz parlamentario de Podemos Íñigo Errejón; el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, el director de Informativos de RTVE, Julio Somoano, la portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez; el candidato de Convergencia, Carles Campuzano y el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (i-d) posan al inicio del Debate a siete ofrecido por RTVE para las próximas elecciones generales del 26J.
El cabeza de lista del PNV, Aitor Esteban; el cabeza de lista de ERC, Gabriel Rufián; el portavoz parlamentario de Podemos Íñigo Errejón; el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, el director de Informativos de RTVE, Julio Somoano, la portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez; el candidato de Convergencia, Carles Campuzano y el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (i-d) posan al inicio del Debate a siete ofrecido por RTVE para las próximas elecciones generales del 26J.

Los partidos nacionalistas e independentistas (ERC, CDC y PNV) han advertido de que no apoyarán a ningún partido si no se respeta el proceso catalán, el concierto y las leyes vascas y han recordado que van a ser "decisivos" a la hora de pactar para formar Gobierno.
Así ha quedado de manifiesto en el 'Debate a siete' emitido esta noche por RTVE, en el que han participado Pablo Casado (PP), Isabel Rodríguez (PSOE), Íñigo Errejón (Unidos Podemos), Juan Carlos Girauta (Ciudadanos), Gabriel Rufián (ERC), Carles Campuzano (Convergencia)y Aitor Esteban (PNV).
"No apoyaremos a los que niegan la plena soberanía del pueblo de Cataluña" ha argumentado Gabriel Rufián, mientras que desde Convergencia Carles Campuzano ha asegurado que "sin solución a la cuestión catalana no habrá gobierno en España" y que si los partidos políticos "están dispuestos a ir al fondo de la cuestión catalana, claro que estamos dispuestos a negociar" .
Aitor Esteban, cabeza de lista de la candidatura del PNV, también señalaba que el apoyo de los partidos nacionalistas e independentistas será "decisivo" para formar coaliciones y por eso pedía para Euskadi "respeto" para las leyes y el concierto vasco y la no invasión de sus competencias, "si quieren hablar con nosotros de pactos".
El PP, por su parte, ha vuelto a defender que se permita gobernar a la lista más votada y, tras reclamar a los demás grupos que "digan con quién piensan pactar para que la gente sepa lo que va a votar", ha recordado que ellos tenderían la mano para formar un gobierno de coalición al PSOE y a Ciudadanos "pero nunca -ha dicho Casado- a Unidos Podemos".
Desde este partido, Íñigo Errejón ha señalado que son la alternativa al PP y ha emplazado al PSOE a pactar con ellos tras las elecciones para "afianzar un gobierno de cambio", una oferta que Isabel Rodríguez ha eludido, afirmando que "no se puede hablar de pactos en base a encuestas".
La cuestión catalana ha vuelto a dividir a los partidos nacionales frente a los nacionalistas e independentistas, ya que los primeros han reiterado su deseo de que Cataluña siga formando parte de España, mientras los segundos abogan por el derecho a decidir y por la independencia.
Para Pablo Casado "lo mejor es que sigamos todos unidos" y por eso ha reclamado que cualquier cosa que se decida para el futuro de Cataluña no debe votarse solo allí, sino en toda España, un argumento al que ha respondido Gabriel Rufián, de ERC, asegurando que "decir que alguien de Ávila debe decidir sobre Cataluña va contra el derecho a decidir de los pueblos".
Si para Casado el PSOE fue el "pirómano de la deriva independentista catalana", para la socialista Isabel Rodríguez el líder del PP, Mariano Rajoy, es "una máquina de hacer independentistas".
Tanto Juan Carlos Girauta como Aitor Esteban han considerado que la aspiración independentista exige reformar la Constitución ante "la falta de respuesta a esta cuestión" en las leyes españolas, mientras que Íñigo Errejón ha reclamado un modelo que reconozca la "plurinacionalidad y el derecho a decidir", si bien ha aclarado que el "proyecto independentista" no es el de Unidos Podemos.
"Una justicia más fuerte es la mejor garantía para hacer frente a la corrupción", ha sido el argumento empleado por el representante de Convergencia en el apartado del debate sobre regeneración y reformas, mientras Casado aseguraba que el PP ha reaccionado con "absoluta rotundidad contra cualquier conducta irregular".
Gabriel Rufián ha argumentado, por su parte, que la lucha contra la corrupción pasa, entre otras cuestiones, por eliminar las "puertas giratorias" o acabar con los aforamientos.
La ejemplaridad y dotar de más medios a la Fiscalía, la Policía y la Justicia, son medidas en las que la representante del PSOE coincidió con el de Unidos Podemos.
La conveniencia de reformar la ley electoral, de suprimir el Senado y las diputaciones provinciales, el desacuerdo con la amnistía fiscal, la fiscalidad justa, el salario mínimo "decente" o la necesidad de garantizar las pensiones y la Seguridad Social, han sido otras cuestiones abordadas en el debate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook