La mitad del secretariado de la CUP dimite por diferencias internas

17.06.2016 | 14:27
Asamblea de la CUP.
Asamblea de la CUP.

Seis de los quince miembros del Secretariado Nacional de la CUP han dimitido en desacuerdo con la "inoperante" estrategia de la formación en el proceso soberanista, con "actitudes sectarias y maquiavélicas" de la dirección, lo que ha alejado al partido de la "estrategia independentista".
En concreto, han dado el paso de dimitir Ester Rocabayera, Guim Pros, Joel Jové, Omar Diatta, Roger Castellanos y Tomàs Sayes, miembros o simpatizantes de la corriente cupera Poble Lliure, en una carta abierta a la militancia, que abre una crisis interna en el partido antisistema, clave para conformar con Junts pel Sí una mayoría en el Parlament en favor de la independencia.
En la misiva, los cargos salientes, próximos a la corriente más proclive a investir a Artur Mas y a permitir la tramitación de los Presupuestos para no poner en peligro el proceso soberanista, subrayan que hace falta un "cambio real del funcionamiento de la organización".
En su carta de dimisión, bajo el título "Recuperemos el hilo de la historia: recuperemos credibilidad y coherencia" y a la que ha tenido acceso Efe, aseguran que, ante la "tensa situación" en la CUP, toman esta "decisión difícil pero necesaria para garantizar" que la formación "vuelva a ser un proyecto netamente democrático, transparente y asambleario".
En su opinión, en este momento "de relevancia histórica", la CUP no se puede permitir "ningún paso en falso": "Hemos de ser cuidadosos y caminemos firmes pero con cautela, sabiendo que las consecuencias de nuestros errores pueden afectar directamente la emancipación social y nacional", señalan, dos semanas después del veto a los Presupuestos.
Una de las críticas incluidas en su carta, avanzada por el diario digital Crónica Global, va dirigida a la "deriva estética de buena parte de la acción política" de la CUP, que ha provocado "peligrosas vacilaciones estratégicas" desde el inicio de la legislatura.
A su juicio, la CUP debía ser "garantía y acelerador del proceso independentista", pero el veto primero a la investidura de Mas y más tarde a los Presupuestos "nos alejan de la estrategia independentista".
Por último, hacen un llamamiento a la "unidad de la militancia de la CUP alrededor de un proyecto netamente democrático y a emprender urgentemente un cambio de rumbo" que permita avanzar en la "consecución de la República Catalana Independiente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook