Ex altos cargos catalanes declaran sobre "aguinaldos" de bancos a los Pujol

13.06.2016 | 07:50
El hermano del conseller Felip Puig
El hermano del conseller Felip Puig

El juez José de la Mata interroga este lunes a tres ex altos cargos de la Generalitat acerca de las presuntas comisiones o "aguinaldos" que les pagó la banca a ellos y a la familia Pujol por el rendimiento de las nóminas de empleados públicos, según consta en una denuncia de un exdirectivo financiero.
Se trata del exdirector de Ferrocarriles de la Generalitat Antonio Herce -condenado a 4 años de cárcel por malversar fondos de esta empresa pública-, el exgerente del Instituto catalán del suelo (Incasòl en sus siglas en catalán) Incasòl Antoni Paradell y el ex director general del Departamento de Hacienda Francesc Xavier Ruiz del Portal, quienes declararán ante el juez en calidad de testigos.
Estas nuevas citaciones parten de la denuncia de un exdirectivo del Banco Natwest que relató ante la Policía Nacional una "operativa" por la que las entidades bancarias pagaban "aguinaldos" en efectivo a la familia Pujol y a ex altos cargos de la Generalitat por los beneficios que obtenían de gestionar las nóminas de empleados públicos.
Por estos hechos, el juez de la Audiencia Nacional ha citado también para este lunes a otros cinco testigos: dos exdirectivos que sucedieron al denunciante al frente de la oficina central de Natwest en Barcelona, así como a una extesorera del Incasòl en la época en que se habrían pagado las comisiones denunciadas.
Además ha sido llamado a declarar José María Alibes, exgerente de la empresa de promoción inmobiliaria de CCOO Habitatge Entorn, a raíz de la misma denuncia del exdirectivo, que aseguró a la UDEF que en una ocasión le escuchó confesar que había pagado comisiones al primogénito de Jordi Pujol.
En su declaración policial, el denunciante precisó que había coincidido con Alibes en un almuerzo entre los años 1997 y 1998, durante su etapa de director financiero en la empresa Procivesa -participada por el Ayuntamiento de Barcelona en un 50 %-, y que este había comentado que tenía que pagar un 5 % de comisión a Jordi Pujol Ferrusola a cambio de que la Generalitat le comprara un local comercial.
Otro de los testigos emplazados para el lunes es el empresario Jordi Puig -hermano del exconseller de la Generalitat Felip Puig-, en calidad de administrador único de la mercantil Ascot Inversions, para que aporte información que el juzgado le había solicitado sin éxito en dos ocasiones sobre la sociedad.
Antes de hacer las citaciones, De la Mata pidió a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) que tomara declaración al exdirectivo de Natwest, tras recibir un escrito en el que le comunicaba que tenía información sobre las presuntas irregularidades que permitieron a los Pujol amasar su fortuna.
En su declaración ante la policía, el exbanquero denunció que, entre 1987 y 1995, existían acuerdos entre entidades bancarias y organismos públicos para gestionar las nóminas de los empleados de la administración y, a cambio, pagar un porcentaje de comisión por los beneficios obtenidos.
Las comisiones, según el denunciante, correspondían a un porcentaje de los beneficios que obtenían las entidades financieras por la cesión de los seguros sociales de los funcionarios, del IRPF y de saldos llamados "ociosos", en una práctica que también mantenían con grandes empresas.
Esos saldos "ociosos" derivaban de las recaudaciones de los pagos de empresas y funcionarios públicos que debían abonarse a la Seguridad Social y a Hacienda, pero que se mantenían en la entidad bancaria durante un largo período de tiempo, lo que les reportaba beneficios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook