Los drones cuantifican en 12.000 toneladas los neumáticos sin arder en Seseña (Toledo)

10.06.2016 | 18:18
Máquinas excavadoras trabajan en el verterdero de neumaticos de Seseña, donde los equipos de emergencia han conseguido extinguir casi por completo el incendio en 20 días, en la parte del vertedero situada en Castilla-La Mancha.
Máquinas excavadoras trabajan en el verterdero de neumaticos de Seseña, donde los equipos de emergencia han conseguido extinguir casi por completo el incendio en 20 días, en la parte del vertedero situada en Castilla-La Mancha.

Alrededor de 12.000 toneladas de neumáticos no se han quemado en el incendio del vertedero de Seseña (Toledo), según se ha cuantificado mediante drones, ha explicado a Efe el viceconsejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Sergio González.
El consejero ha precisado que este miércoles se marcharon de la zona los agentes de la Policía Judicial, y que, desde hace cuatro días se hace cargo de la vigilancia del terreno (las 24 horas) una compañía de seguridad a cargo de la empresa pública Tragsa.
De forma paralela, ha indicado, se están realizando varios informes y solo en esta semana ha habido media docena de reuniones de trabajo en las que han estado implicadas las empresas públicas Tragsa y Emgrisa y los dos gestores autorizados de residuos, en Chiloeches (Guadalajara) y Campo de Criptana (Ciudad Real).
Emgrisa está analizando qué hacer con los residuos y en la zona, y entre otros aspectos revisa los caminos más adecuados para que circulen los camiones que recogerán los neumáticos.
En este sentido, el viceconsejero ha señalado que se ha cuantificado mediante drones que quedan unas 12.000 toneladas de neumáticos sin arder, pero no todos los neumáticos pueden ir a los mismos gestores autorizados de residuos ya que algunos tienen molinos que solamente admiten ruedas de neumáticos.
En concreto, el gestor de Campo de Criptana sí puede acoger ruedas industriales y de tractores, ha señalado González.
También se está decidiendo si todos los neumáticos se transportarán enteros en los camiones hasta los gestores autorizados o algunos se trocearán en el vertedero.
El viceconsejero ha indicado que, precisamente, uno de los problemas de los neumáticos de Seseña era que se trata de un "vertido desordenado" y se carecía de datos exactos de lo que había acumulado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook