CDC se erige como la fuerza independentista de los hechos ante el extremismo de la CUP y el PP

10.06.2016 | 09:56
Homs en el primer mitin celebrado en Girona
Homs en el primer mitin celebrado en Girona

El cabeza de lista de CDC a las generales, Francesc Homs, ha reivindicado hoy a su partido como el que "se planta" ante los "extremismos" de la CUP y el PP, y como el que lleva a Cataluña hacia la independencia por la vía de los "hechos" y "tomando decisiones" incluso ante circunstancias difíciles.
CDC ha arrancado la campaña en una plaza de Girona con perspectivas de mejorar los resultados del 20D, con la idea de pasar de 8 a 9 parlamentarios y con el foco puesto en lograr el segundo escaño en la provincia de Lleida que los convergentes perdieron por poco en las últimas generales.
En el mitin han participado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el líder del partido, Artur Mas, que han arremetido contra la CUP tras el veto de los Presupuestos.
También Homs ha prometido que CDC "plantará cara" a los "extremismos" del PP y de la CUP, unos por querer "poner gente en prisión" por el 9N y otros por impedir unos presupuestos.
El candidato ha señalado que si Cataluña ha llegando donde está y avanza hacia la independencia es por la gente de CDC, que no trabaja a base de "discursos" sino a partir de "hechos" y de "tomar decisiones" cuando las circunstancias son difíciles.
En tono contundente, Mas ha cargado contra la CUP al recalcar que "mucha gente" se la ha jugado participando del proyecto de Junts pel Sí, saliendo de sus "comodidades", "plantando cara" y pagando las consecuencias de organizar la consulta del 9N, mientras que los antisistema ni siquiera han retirado una enmienda a la totalidad.
"¿Tan difícil era que esa gente -la CUP- hiciera alguna cosita por este país, para su presente, para su futuro, para las personas? No era tan difícil dejar de gesticular y salir de la pancarta, quedar un poco mal con los tuyos y jugársela por este país. No se la han jugado, nos la han jugado", ha exclamado entre aplausos de los 800 congregados, según cifras de los organizadores.
Sobre una posible coalición de PP y PSOE tras el 26J, Mas ha reivindicado "una voz de Cataluña fuerte, seria, no de pancarta, consecuente de la gente que se la juega y que esté dispuesta a defender este país contra un poder -el Estado- que será grande y nos tiene ganas".
"Un voto que no fallará se llama Convergència, que estará ahí a las duras y a las maduras", ha agregado.
Puigdemont, por su parte, ha remarcado que el 26J también será una "cuestión de confianza" para apostar por unos diputados que quieran avanzar en el proceso soberanista "de manera integradora, constructiva y que se genere confianza interior y exterior".
Y ha reivindicado el sentido de responsabilidad de Convergència: "Cuando un convergente toma las riendas de la responsabilidad no las suelta hasta que no ha acabado el trabajo".
Puigdemont ha advertido de que no puede volver a pasar que falten ese "puñado de votos" que, si hubieran ido a Junts pel Sí el 27S en lugar de a la CUP, ahora Mas sería president, él alcalde de Girona, habría presupuestos, no habría cuestión de confianza y Cataluña estaría "más cerca de la independencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook