Un detenido en Valencia por presunta captación de yihadistas en internet

07.06.2016 | 12:54
La Policía Nacional ha detenido en Valencia a una persona por su presunta implicación en el desarrollo de actividades de captación, radicalización y enaltecimiento yihadista en varias redes sociales.
La Policía Nacional ha detenido en Valencia a una persona por su presunta implicación en el desarrollo de actividades de captación, radicalización y enaltecimiento yihadista en varias redes sociales.

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a una persona por su presunta implicación en el desarrollo de actividades de captación, radicalización y enaltecimiento yihadista en varias redes sociales.
El Ministerio del Interior ha informado en un comunicado de que el detenido, de nacionalidad marroquí, había establecido un complejo entramado virtual destinado a la difusión, justificación y enaltecimiento del ideario yihadista de Dáesh, alentando a la colaboración con dicha organización terrorista.
Agentes de la Brigada Provincial de Información de Valencia, con el apoyo de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, han practicado la detención del individuo y a lo largo de la mañana proceden al registro de su piso, situado en la calle Juan de Garay.
Según Interior, el detenido mantenía comunicación con gran número de combatientes integrados en el Dáesh en Siria e Irak, entre ellos destacados responsables operativos en la zona de conflicto, y manifestó en diversas ocasiones su deseo de integrarse como combatiente en las filas de dicha organización terrorista.
De hecho, como parte del engranaje orgánico de Dáesh, había asumido las tareas de propaganda, elaboración y difusión de mensajes antisemitas, de incitación al odio, de justificación y enaltecimiento de la yihad, así como incitación a la violencia y al martirio terrorista, incluyendo contenido de menosprecio y humillación a las víctimas de sus atentados terroristas.
Para lograr estos objetivos, expone el Ministerio, adoctrinaba a sus interlocutores cibernautas para que aceptaran los postulados yihadistas y les instruía en el ideario de Dáesh, en el que se justifica y alienta el empleo de la violencia y la subversión.
Cuando superaban esa etapa, ponía a prueba a los seguidores mediante "fórmulas retóricas" que pondrían de manifiesto sus posicionamientos morales y su predisposición a aceptar un compromiso total de colaboración con la organización terrorista.
La última fase se desarrollaba en plataformas de comunicación más reservadas, donde el detenido culminaba el proceso de captación con un único objetivo: "la total integración de sus discípulos en la estructura de la organización terrorista Dáesh".
La Policía considera que está operación, que continúa abierta bajo la dirección y supervisión del Juzgado Central de Instrucción número cuatro y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha permitido la desactivación de un peligroso elemento radicalizador y promotor de actividades de colaboración terrorista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook