El español Juanjo Giménez gana la Palma de Oro a mejor cortometraje en Cannes

22.05.2016 | 23:34
Fotografía de archivo del veterano director, guionista y productor catalán Juanjo Giménez.
Fotografía de archivo del veterano director, guionista y productor catalán Juanjo Giménez.

El español Juanjo Giménez ganó hoy la Palma de Oro al mejor cortometraje del 69 Festival de Cannes por "Timecode".
Giménez le ha dedicado el premio a su equipo, a su familia, y a Luis Buñuel, el único español que tiene una Palma de Oro, que la consiguió en 1961 por "Viridiana".
"Estoy contentísimo" dijo a Efe Giménez, emocionado por recibir un premio decidido por el jurado presidido por la realizadora japonesa Naomi Kawase.
"Timecode" narra una historia que se desarrolla en un párking, la de la original relación entre dos de los guardias de seguridad de ese espacio.
Giménez (Barcelona, 1963) se aprovecha de las múltiples cámaras del párking para observar desde diferentes puntos de vista lo que ocurre durante las largas y aburridas noches de trabajo de la pareja, interpretada por Lali Ayguadé y Nicolas Ricchini.
Un formato, el del corto, que es el favorito de Giménez, que considera que en ellos se puede "experimentar muchísimo con el lenguaje cinematográfico" y dan una libertad al creador que no se encuentra en los largos.
"Hay margen para experimentar mucho más, la presión financiera es menor y la libertad es total, es cine con mayúsculas", explicó el realizador, que es también profesor en una escuela de cine.
La historia que Giménez cuenta en "Timecode" parte de una anécdota personal de una época en la que trabajaba en el departamento financiero de una empresa.
Un día a la semana tenía menos carga de trabajo y escribía sus historias en el ordenador del trabajo, pero una de sus compañeras lo descubrió y lo usó en su contra.
Decidió retomar esa idea el año pasado como propuesta para realizar un corto con los alumnos de la escuela de cine de Reus en la que trabaja.
El resultado es "Timecode", 15 minutos llenos de miradas, de pantallas y de danza, en la que las palabras son mucho menos importantes que las imágenes, tanto en el contenido como en la propuesta formal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook