Puigdemont reta al PP a abrirse a hablar "de todo" en ausencia de violencia

18.05.2016 | 13:51
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, responde a una pregunta durante la sesión de control parlamentario celebrada hoy.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, responde a una pregunta durante la sesión de control parlamentario celebrada hoy.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha protagonizado un agrio choque con el presidente del grupo parlamentario del PPC, Xavier García Albiol, a quien ha retado a abrirse a hablar "de todo" si se cumple la condición de "ausencia de violencia" a la que aludió en su día José María Aznar, ha recordado.
En la sesión de control al presidente de la Generalitat, en el pleno parlamentario de hoy, García Albiol ha denunciado que el hecho de que el Parlament reciba al dirigente abertzale Arnaldo Otegi, a quien ha calificado de "dirigente de la banda terrorista ETA", es el "acto de mayor indignidad en esta sede parlamentaria".
"No valen las equidistancias", ha subrayado García Albiol, que ha apuntado que en esta cuestión por un lado "están las víctimas, los asesinados", y por el otro "los malos, que son los terroristas", por lo que a su juicio resulta "preocupante" que Puigdemont se muestre "indiferente" ante la visita de Otegi.
Aprovechando el pleno que se celebrará mañana, y a invitación de la CUP, Otegi se reunirá hoy con miembros de la Comisión de Acción Exterior y Cooperación del Parlament, así como con responsables del grupo de Junts pel Sí, y será recibido por la presidenta de la cámara catalana, Carme Forcadell, aunque no por Puigdemont.
García Albiol ha acusado a la presidenta de la Comisión de Acción Exterior, la convergente Marta Pascal, de haber "abierto las puertas del Parlament" a Otegi, en un "acto de crueldad con las víctimas y un insulto a los catalanes decentes", porque en el País Vasco "no ha habido "ningún conflicto político, sino el asesinato de personas inocentes".
En la réplica, Puigdemont se ha mostrado indignado por el tono empleado por García Albiol, a quien ha acusado de "apropiación indebida del dolor de las víctimas" y de hacerse "un servicio a sí mismo en campaña electoral", lanzando de paso un "velo de sospecha sobre el compromiso ético" del Govern y del Parlament.
Tras exigir al presidente del grupo parlamentario popular que fuese "respetuoso" y recalcar que Otegi no ha sido invitado por CDC sino por la CUP, Puigdemont ha afirmado que "insinuar que el Parlament, el Govern o su presidente son cómplices o conniventes con el terrorismo y sus asesinatos es inadmisible".
Puigdemont ha destacado que, mientras los partidos que forman parte del Govern pueden presumir de una trayectoria "impecablemente democrática" desde su fundación, "no todos los partidos pueden decir lo mismo".
Ante las críticas de García Albiol a las reuniones que mantendrá Otegi en el Parlament, Puigdemont le ha recordado que el Gobierno de José María Aznar "se reunió con los que mataban, con ETA, para intentar buscar un acuerdo y dialogar con ellos".
"Aznar dijo una cosa que no pararemos de recordarle: en ausencia de violencia se puede hablar de todo. Ahora no hay violencia, pero ¿se puede hablar de todo, señor Albiol?", le ha espetado.
Las intervenciones de García Albiol y de la portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel, en sentidos diametralmente opuestos, han sido las únicas de la sesión de control al president que han abordado la visita de hoy de Otegi al Parlament.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook