El nuevo Camp Nou ampliará la zona VIP para aumentar su financiación

18.05.2016 | 11:57
Vista de la maqueta del que será el nuevo Camp Nou.
Vista de la maqueta del que será el nuevo Camp Nou.

La nueva casa del barcelonismo, el Camp Nou, que estará a punto para 2021, contará con más plazas VIP para lograr así una mayor financiación y costear parte de la renovación del estadio, sin subir los precios a los socios.
"El Camp Nou solo cuenta con unas dos mil plazas VIP, mientras que en lugares como Catar o Emiratos, no se considera construir un estadio sin al menos un veinte por ciento de zonas VIP", explicó a Efe Will Marannelli, director del Área Patrimonial Espai Barça, durante el World Stadium Congress que se celebra en Doha.
El Camp Nou solo tiene un dos por ciento de plazas dedicadas a la zona VIP, una cifra que quieren aumentar con la remodelación al cinco por ciento, apuntó Marannelli.
El Barcelona con la zona actual VIP solamente percibe unos ingresos de 12 millones al año, mientras que el Real Madrid con un total de 4.862 asientos exclusivos ingresa 43 millones, 31 millones más que su eterno rival.
Este aumento de los ingresos ayudará a financiar los 600 millones de euros que costará toda la obra del 'Espai Barça', donde se integra la remodelación del Camp Nou, así como la construcción de un nuevo Palau Blaugrana y un nuevo Miniestadi, y la adecuación del entorno del estadio.
Además de los ingresos, explica Marannelli, la gran tradición arquitectónica jugó un papel condicionante en el proyecto, porque se tenía que incluir la voz de los arquitectos catalanes en un proyecto unido indiscutiblemente al carácter de la Ciudad Condal.
"El estadio ahora cuenta con una marquesina que solo cubre la tribuna, en el futuro esto no será así y todo el estadio estará cubierto, por lo que podríamos decir que es un estadio más democrático", dijo Marannelli.
El éxito de este proyecto es combinar espacios arquitectónicos de calidad que no se asocian normalmente a un estadio para dotar de una dimensión diferente a la casa del Barça.
"La botiga, el museo, los espacios abiertos, la entrada totalmente abierta, así como las terrazas harán que esto sea posible, además del Palau, porque el Barça es 'més que un club' y se tienen que incluir otros deportes", indicó el encargado del proyecto arquitectónico.
En el rediseño del estadio, diseñado por Francesc Mitjans en 1957, se está teniendo principalmente en cuenta a los socios, cuyos escudos de las peñas decorarán el exterior, según Mannarelli, quien insistió en que la nueva casa del Barça "es por y para el socio" blaugrana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook