Los bomberos continúan refrescando la zona madrileña del incendio, ya sin fuego

17.05.2016 | 15:38
Equipos de Emergencias de Castilla-La Mancha en labores de extinción del incendio producido el viernes 13 de mayo de 2016 en el cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo), un tercio del cual se encuentra en el término municipal de Valdemoro (Madrid) y que acumula miles de toneladas de ruedas.
Equipos de Emergencias de Castilla-La Mancha en labores de extinción del incendio producido el viernes 13 de mayo de 2016 en el cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo), un tercio del cual se encuentra en el término municipal de Valdemoro (Madrid) y que acumula miles de toneladas de ruedas.

Los bomberos de la Comunidad de Madrid continúan con labores de refresco en la parte del cementerio de neumáticos ubicada en la región, en la que el incendio que se originó el pasado viernes se da por extinguido en la práctica.
Un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112 ha explicado a Efe que en la parte del cementerio que se asienta sobre esta región -el treinta por ciento de las doce hectáreas totales- continúan trabajando dos dotaciones para enfriar y asegurarse de que las llamas no vuelven a surgir.
Tras la activación del nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil (Platercam) el pasado viernes (día 13), cuando se originó el incendio en un punto de la instalación perteneciente a Valdemoro, la Comunidad de Madrid rebajó el sábado esta alerta al nivel 0 y levantó el Puesto de Mando Avanzado (PMA) instalado en la región.
Desde entonces coordinan las labores de extinción los servicios de emergencia de Castilla-La Mancha, donde continúan trabajando varias dotaciones.
El fuego se inició en la madrugada del viernes en el término madrileño de Valdemoro, en un extremo de la parcela de doce hectáreas que alberga casi 100.000 toneladas de neumáticos y que comparten las comunidades de Castilla-La Mancha, con el 70 por ciento de la parcela en su territorio, en la localidad de Seseña, y la de Madrid.
Solo se han librado de las llamas unas tres hectáreas del total del terreno, en las que hay unas 30.000 toneladas de ruedas.
La Comunidad de Madrid no ha detectado ninguna anomalía en los parámetros de calidad del aire a raíz del incendio, ni tampoco un incremento de asistencia sanitaria a ciudadanos por afecciones derivadas del humo.
La Guardia Civil trabaja con la hipótesis de que el fuego, que se inició de madrugada, ha sido intencionado, sin que por el momento hayan trascendido más detalle de la investigación.
Ningún juzgado madrileño ha abierto diligencias por el incendio, han informado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
Una vez que el incendio esté totalmente extinguido y terminen las labores de refresco en toda su extensión habrá que plantearse cómo retirar los residuos, lo que en cualquier caso se haría desde Seseña, ya que el cementerio solo tiene acceso por esa localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook