La Fiscalía pide 4 años de cárcel para el expresidente y el exdirector de la CAM

12.05.2016 | 18:08
Modesto Crespo (i), expresidente del consejo de administración de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), y Roberto López Abad (d), exdirector general de la entidad, procesados por un juzgado de Alicante por los presuntos delitos de administración desleal y apropiación indebida mediante el cobro de dietas millonarias.
Modesto Crespo (i), expresidente del consejo de administración de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), y Roberto López Abad (d), exdirector general de la entidad, procesados por un juzgado de Alicante por los presuntos delitos de administración desleal y apropiación indebida mediante el cobro de dietas millonarias.

La Fiscalía Anticorrupción pide las penas de cuatro años de cárcel para el expresidente de la CAM Modesto Crespo y el ex director general de la entidad Roberto López Abad por los presuntos delitos de apropiación indebida y administración desleal.
La Fiscalía Anticorrupción ha presentado escrito de acusación en el Juzgado de Instrucción número 5 de Alicante en el que solicita la apertura de juicio oral contra Crespo, López Abad y otros diecinueve acusados, miembros del Consejo de Administración de la CAM, ya desaparecida, por el cobro supuestamente ilegal de retribuciones.
Esta causa investiga las "dietas" presuntamente ilegales que habría recibido Crespo como presidente de Tinser Cartera SL -empresa participada por la CAM-, tras ser nombrado para desempeñar ese cargo en 2009.
En su escrito de acusación, Anticorrupción concreta que Crespo percibió de la sociedad Tinser Cartera, "durante el tiempo en que fue nominalmente presidente de su Consejo de Administración" (de 2009 a 2011), la suma total de 600.000 euros brutos "como retribución por una supuesta dedicación que en Tinser Cartera fue inexistente y que en la CAM" era "gratuita por disposición legal".
La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de apropiación indebida agravada y de un delito de societario de administración desleal, y mantiene que López Abad es "inductor y cooperador necesario" y que Crespo y los otros acusados son "autores".
Además de penas de cuatro años de prisión, la Fiscalía reclama para Crespo y López Abad multa de diez meses, con una cuota diaria de 400 euros.
Respecto a los diecinueve exconsejeros, acusados de los mismos delitos, el ministerio público demanda para tres de ellos, Antonio Gil-Terrón Puchades, Luis Esteban Marcos y Martín Sevilla Jiménez, las penas de tres años de prisión y multa de nueve meses, con una cuota diaria de 300 euros.
Para el resto de los acusados pide las penas de dos años de prisión y multa de ocho meses, con una cuota diaria de 200 euros.
En su escrito de acusación, Anticorrupción expone que los estatutos de la CAM preveían que los cargos de los consejeros generales, entre los que se encontraba el presidente de la entidad, "tendrían carácter honorífico y gratuito".
Además, señala, "no podrían originar percepciones distintas de las dietas por asistencia y gastos de desplazamiento que aprobase la asamblea general a propuesta del Consejo de Administración, dentro de los límites máximos que en cada momento estableciese la autoridad competente".
Según Anticorrupción, a finales de 2009, López Abad, entonces director general de la entidad, "ideó un plan para burlar esta prohibición y pagar al acusado Modesto Crespo", que había sido nombrado presidente de la CAM el 8 de junio de ese mismo año, "además de las dietas a cuyo cobro tenía derecho, otros 300.000 euros anuales más".
Sostiene que, "en ejecución del anterior plan", López Abad propuso a la Comisión de Retribuciones de la CAM que en la sociedad Tinser Cartera, SL "se constituyese un Consejo de Administración, se nombrase presidente del mismo a Crespo y se le retribuyese por el desempeño de tal cargo con la cantidad de 300.000 euros anuales".
Anticorrupción afirma que "la Comisión de Retribuciones de la CAM -compuesta por los acusados Antonio Gil-Terrón Puchades, Luis Esteban Marcos y Martín Sevilla Jiménez- acordó trasladar dicha propuesta al Consejo de Administración de la CAM para su cumplimentación".
Este órgano de gobierno de la CAM "acordó, por unanimidad de los asistentes", que el Consejo de Administración de la empresa del grupo Tinser Cartera estuviese presidido por Crespo y que "la 'dieta' anual a percibir por éste fuese de 300.000 euros, mediante cuatro abonos trimestrales y con carácter retroactivo respecto a los dos últimos trimestres del año 2009", según la Fiscalía.
En su escrito de acusación, la Fiscalía Anticorrupción solicita que se decrete el decomiso de 600.000 euros en los bienes de Crespo, "sin perjuicio de destinar dicha cantidad a satisfacer la responsabilidad civil".
Igualmente, propone que los acusados indemnicen conjunta y solidariamente en la cantidad de 600.000 euros a Bansabadell Inversió Desenvolupament SA, sociedad filial de Banco Sabadell que absorbió el 29 diciembre de 2014 a Tinser Cartera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook