Sánchez rechaza la oferta de Podemos de ir juntos en el Senado: "No, gracias"

10.05.2016 | 15:32
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez durante el acto político de precampaña celebrado ayer en la localidad navarra de Azagra.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez durante el acto político de precampaña celebrado ayer en la localidad navarra de Azagra.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha rechazado hoy con un "no, gracias" la oferta de Podemos de presentar listas conjuntas al Senado para superar la actual mayoría del PP, al asegurar que los socialistas tienen "un proyecto autónomo y distinto" al de la formación morada.
Sánchez ha mantenido hoy una conversación telefónica con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en la que le ha transmitido su negativa a la propuesta de ir en coalición en el Senado en las elecciones del próximo 26 de junio.
"No, gracias. El PSOE es un partido autónomo y tiene un proyecto autónomo", ha afirmado el líder socialista en declaraciones en el programa "Las mañanas de Cuatro".
Convencido de que esta oferta no es más que una "operación de márketing para decir que el PSOE no quiere entenderse con Podemos", Sánchez ha recordado a Iglesias que tuvo "una extraordinaria oportunidad" de acabar con el PP el pasado mes de marzo, cuando votó en contra de su investidura en dos ocasiones.
"Tengo cierta experiencia con Iglesias. En muchas ocasiones, cuando envía un mensaje sé que es para hacer algo ante los medios", le ha reprochado, al tiempo que ha garantizado que un partido como el PSOE "no se presta a una sopa de letras".
Según el secretario general, en los comicios del 26 de junio, "el cambio es el PSOE", porque "es una alternativa centrada y progresista". "Lo que el PSOE va a proponer es un plebiscito sí o no al cambio el 26J", ha avanzado.
Tras recalcar que para Iglesias "su prioridad es su sillón", se ha mostrado convencido de que la coalición que ha formado con IU no ganará, porque "los extremos no son mayoritarios en la sociedad española".
Según Sánchez, los españoles lo que quieren es un cambio "moderado" y "sensato" con él al frente, en el que se produzcan "acuerdos transversales" y un entendimiento con las fuerzas de izquierdas y con algunas de derechas".
En esa línea, ha defendido su trabajo de los últimos meses para formar gobierno y ha sostenido que España no se merece "ni la pereza de Rajoy ni la intransigencia de Iglesias".
"Yo me lo he currado, he intentado que hubiera un gobierno, que esta legislatura no fracasara y los extremos han bloqueado el cambio", ha dicho, y ha confiado en que IU y Podemos "lo paguen en las urnas".
El líder socialista, que ha incidido en que sale a "ganar" el 26J y a entenderse "a izquierda y derecha", ha acusado a Rajoy y a Iglesias de no haber aceptado el resultado del 20D.
El primero -ha dicho-, porque "con su aislamiento demostró su incapacidad para llegar a acuerdos con Ciudadanos, PNV y otras formaciones conservadoras"; y el segundo, "porque su afán no ha sido nunca el gobernar o ganar elecciones, sino simple y llanamente ganar al PSOE", algo que "no consiguió el 20D y no lo va a conseguir el 26J"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook