Ernest Maragall y nueve dirigentes de MES dimiten por discrepancias internas

07.05.2016 | 20:28
Oriol Jonqueras, presidente de ERC, saluda Ernest Maragall, ex conssejero socialista y eurodiputado.
Oriol Jonqueras, presidente de ERC, saluda Ernest Maragall, ex conssejero socialista y eurodiputado.

El eurodiputado Ernest Maragall y otros nueve dirigentes de MES han abandonado la dirección de la formación -que agrupa a socialistas soberanistas que se escindieron del PSC- por discrepancias con el rumbo estratégico seguido.
Lo han anunciado en una carta dirigida al Consell de MES -siglas del Moviment d'Esquerres-, firmada por Ernest Maragall, Pere Almeda, Jordi Angusto, Francesc Colomé, Zacarías Henar, Fina Masip, Pep Mòdol, Inma Ranera, Gemma Sendra y Max Vives.
Todos ellos dimiten de sus cargos en los órganos de dirección del partido, aunque no rompen de momento el carné porque se dan margen hasta la Asamblea General prevista para junio.
"No queremos ni podemos seguir siendo corresponsables de una orientación política y una práctica orgánica que no hemos compartido ni en su definición ni en su ejecución", exponen en la misiva, difundida a los medios.
MES, aseguran, ha tomado un rumbo "erróneo y contradictorio" con lo que representó Nova Esquerra Catalana (NECat), la formación impulsada por Ernest Maragall, tras escindirse del PSC, y posteriormente integrada en Moviment d'Esquerres junto con otros socialistas soberanistas.
Los firmantes son partidarios de abrir la organización al "republicanismo progresista catalán, el ecologismo moderno y global y el socialismo democrático", contando a su vez con los "nuevos radicalismos alternativos, catalanes, españoles o europeos".
Los diez cargos de MES que han dimitido se declaran "partidarios de la independencia de Catalunya como mejor proyección de nuestra realidad colectiva y como vía abierta para construir un molde social y democrático a la altura de la Europa federal hoy prisionera de los viejos Estados y de su, este sí, nacionalismo destructivo".
"Catalunya Estado sigue siendo un término central de nuestra concepción. Sin abonar un independentismo de manual y sin subordinarnos a una ilusoria aceptación por parte del Estado de un futurible referéndum para poder ejercer un supuesto derecho a decidir", alegan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook