Crece la adulteración de las drogas más consumidas, especialmente la cocaína

04.05.2016 | 18:01
Crece la adulteración de las drogas más consumidas, especialmente la cocaína
Crece la adulteración de las drogas más consumidas, especialmente la cocaína

La "pureza" de las drogas más consumidas en los espacios de ocio nocturno -éxtasis, anfetaminas, cocaína y ketamina- ha disminuido en 2015, según los datos recogidos en un informe presentado hoy por "Energy Control", que apuntan de nuevo que la cocaína es el estupefaciente más adulterado en España.
Según los autores del Informe de Análisis de Sustancias 2015 -elaborado por el programa "Energy Control" de la Asociación Bienestar y Desarrollo con el apoyo de la Generalitat de Cataluña- las causas de la adulteración son principalmente económicas.
La coordinadora estatal del programa "Energy Control", Nuria Calzada, ha explicado que con la mezcla de la droga "pura" con otras sustancias como la cafeína se reducen los costes y aumenta la cantidad producida, generando mayores beneficios para sus productores o vendedores.
El informe, realizado a través del análisis de más de 4.500 muestras aportadas por los propios consumidores a la entidad, advierte de que en comparación a otros años "la pureza de las drogas mayoritarias ha disminuido", es decir, se han encontrado menos muestras libres de sustancias que acompañasen o sustituyesen el producto aparentemente vendido.
"Que una droga no esté adulterada no significa que no sea peligrosa, sino que la sustancia que compró el consumidor coincide con la que muestran los resultados del análisis", ha señalado Calzada, que ha apuntado que la sustancia más adulterada es la cocaína, y la mas "pura" el LSD.
Calzada ha destacado que analizar las sustancias de la mano de sus compradores y consumidores permite lanzar alertas cuando éstas están muy adulteradas y pueden ser especialmente peligrosos para la salud pública, un caso que se dio el año pasado con las pastillas con la "S" de Supermán que contenían una elevada concentración de PMMA que las hacía potencialmente tóxicas y mortales.
El año pasado, Energy Control emitió 23 alertas en Cataluña, la mayoría de ellas vinculadas a "nuevas drogas" no detectadas previamente, que fueron monitorizadas a nivel estatal por el Sistema Español de Alerta Temprana y por el centro europeo de monitorización de drogas (EMCDDA).
Respecto a la cocaína, Calzada ha asegurado que esta droga ha vuelto a aumentar ligeramente su adulteración: en 2014, el 75 % de esta droga estaba mezclada con otras sustancias, cifra que ha aumentado hasta el 82,5 % en 2015.
"A menudo la cocaína se mezcla con otros dos o tres productos como la cafeína o el Levamisol, un fármaco antiparasitario que potencia sus efectos pero que puede provocar mareos, vómitos y otros efectos", ha advertido Calzada.
El informe afirma también que la cocaína es la sustancia "con los adulterantes más tóxicos", algunos de ellos fármacos ya retirados del mercado y muy peligrosos si se mezclan con alcohol.
Los responsables del estudio han alertado también de la baja pureza de otra droga de gran consumo en España como la ketamina.
"Ahora es más difícil encontrar ketamina en el mercado; años atrás era un fármaco que se desviaba del circuito legal", ha asegurado Calzada, que ha indicado que este fenómeno ha generado un aumento en su adulteración o su sustitución por otras sustancias con efectos similares.
Finalmente, Calzada ha expresado su preocupación por la mezcla de los estupefacientes convencionales con "nuevas drogas" con efectos aún desconocidos y que en muchas ocasiones se venden como "sustitutos legales" de drogas prohibidas, como es el caso de las "Legal Highs", muy populares en el Reino Unido.
Por su parte, el doctor Joan Colom, subdirector de drogodependencias de la Generalitat de Cataluña, ha subrayado la importancia de los análisis que realiza Energy Control para el control de un mercado de las drogas "dinámico y cambiante", ya que permite asesorar a los centros asistenciales y a las urgencias hospitalarias sobre la aparición de nuevas drogas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook