Puigdemont cree que el sistema español no puede responder a la situación de Catalunya

01.05.2016 | 20:03
Fotografía facilitada por la Generalitat, del presidente catalán, Carles Puigdemont (2d), acompañado por el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva (d), durante su vista al puerto de Gante, dentro de su primer viaje oficial a Bélgica.
Fotografía facilitada por la Generalitat, del presidente catalán, Carles Puigdemont (2d), acompañado por el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva (d), durante su vista al puerto de Gante, dentro de su primer viaje oficial a Bélgica.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, criticó hoy la incapacidad del sistema político español de responder a la situación de Cataluña y opinó que un cambio de Gobierno tras las eventuales elecciones de junio puede no modificar ese panorama.
"Si finalmente el presidente español es una persona diferente al actual presidente en funciones, puede que se descubra que no es un problema de una persona ni de un partido, sino de un sistema político que no acaba de encontrar una respuesta política o que no tiene la voluntad de encontrar una respuesta política a la situación de Catalunya", dijo Puigdemont en declaraciones a la prensa.
El presidente catalán consideró que la política española, se encuentra "encallada" porque priman "los intereses personales y de partido".
"Está bastante claro que si la política española no puede evitar unas elecciones, no habrá sido por error de los electores, que han explicado de manera muy clara cuáles son sus preferencias políticas, sino por la incapacidad del sistema político español, también en este caso como en el de Cataluña, de encontrar respuestas políticas", dijo.
Matizó, no obstante, que Catalunya aprovechará la ocasión "desde el primer día", si finalmente España se dota de "un Gobierno más dialogante".
"La política catalana no dejará pasar ninguna oportunidad, y esta tampoco", indicó.
También subrayó que desde las instituciones políticas catalanas siempre se respetarán los resultados de las urnas, "como queremos que se nos respete cuando una mayoría de catalanes decide que haya un Gobierno independentista".
Con independencia de lo que ocurra en la política nacional, dijo Puigdemont, Cataluña tiene que continuar "aplicando su agenda, que es la que nos ha pedido el pueblo de Cataluña y el Parlamento de Catalunya".
En ese contexto se mostró "totalmente convenido" de que "no habrá ningún riesgo para la estabilidad de un Gobierno que funciona muy bien y de un Parlamento que tiene una mayoría sólida", como la que muchos ciudadanos españoles "querrían para su parlamento y su Gobierno en estos momentos".
Puigdemont indicó que en su visita a Bélgica, que comenzó el sábado y se prolongará hasta el lunes, ha constatado que "no somos los únicos que estamos sorprendidos por este fracaso de la política española, es una cosa que desconcierta a Europa".
Puigdemont se reunió en la mañana del domingo con el presidente del Parlamento Federal de Bélgica, Siegried Bracke, y a continuación visitó el puerto de Gante.
Con Bracke, dijo que habló sobre los procesos políticos que viven Catalunya y Flandes, la situación de la UE, del Brexit y de la colaboración entre ambas regiones.
En las visitas, Puigdemont estuvo acompañado por el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raúl Romeva, y el responsable de la delegación catalana en Bruselas, Amadeu Altafaj.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook