Puigdemont: El Gobierno ha dado un portazo a las familias catalanas necesitadas

29.04.2016 | 15:29
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado hoy que el Gobierno central "no ha dado un portazo al Govern, sino a las familias catalanas que más lo necesitan" con sus recursos al Tribunal Constitucional (TC).
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció hoy que el Ejecutivo ha acordado recurrir varios artículos de dos leyes catalanas, entre ellas la normativa antidesahucios y sobre pobreza energética, aunque de esta última sólo se impugnan algunos aspectos procesales.
Puigdemont ha estado hoy en Vilafranca del Penedès (Barcelona) en la firma del convenio entre la Universitat Rovira i Virgili y la Wine Business School de Vilafranca.
Al acabar el acto, el president ha valorado, visiblemente molesto, la decisión del Gobierno de recurrir una parte de la ley catalana de la pobreza energética aprobada por unanimidad por el Parlament.
Puigdemont ha explicado que el Gobierno central "no ha dado un portazo al gobierno catalán, sino a las familias catalanas que más lo necesitan".
El president, sin embargo, ha anunciado que la Generalitat seguirá "aplicando las bondades de la ley, y no dejaremos a nadie sin nuestra ayuda".
Para Puigdemont, lo que ha hecho el Ejecutivo central es "dejar que las discrepancias políticas afecten a las personas más vulnerables", en lo que ve una "falta muy grande de sensibilidad" con el recurso contra la ley catalana.
Preguntado por si le parecía que el recurso era sólo malo en parte porque recurre solo la parte que afecta la vivienda, el president ha sido contundente: "no es que solo afecte a la vivienda, es que no se puede combatir la pobreza energética si no hay una casa en donde vivir. No han abierto la puerta a medias, sino que para mí la han cerrado del todo".
El Govern convocará al grupo impulsor de la ley y al resto de grupos parlamentarios para "tomar las decisiones que sean necesarias para ayudar a quien mas lo necesite. Ya nos esperábamos -ha añadido Puigdemont- una respuesta similar y, por tanto, hemos empezado a trabajar".
Puigdemont no ha querido avanzar ninguna de las medidas "por respeto a todos los que están trabajando en esta cuestión", ha dicho.
El president ha reiterado la voluntad de diálogo con el Gobierno central siempre que sea, ha apuntado, "un diálogo para llegar a acuerdos, no para perder el tiempo".
"En Catalunya iremos haciendo y no esperaremos que a ellos les parezca bien lo que hacemos. Nosotros queremos atender a nuestras personas más vulnerables. Si otras comunidades no lo han propuesto no es culpa nuestra", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook