El expresidente de AP Hernández Mancha aparece en los papeles de Panamá

25.04.2016 | 09:52
El presidente saliente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, pronuncia su discurso de despedida en el congreso de la refundación.
El presidente saliente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, pronuncia su discurso de despedida en el congreso de la refundación.

El expresidente de Alianza Popular (AP) entre 1987 y 1989, Antonio Hernández Mancha, aparece como uno de los clientes del bufete panameño de abogados Mossack Fonseca y, según los documentos de esta firma, en abril de 2007, cuando ya no estaba en activo en política, recibió un poder general de la sociedad Lambeth INC.
Así lo han señalado El Confidencial y La Sexta en una investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y el diario alemán Süddesustche Zeitung.
El Confidencial cuenta que, según la referida documentación Hernández Mancha, que sustituyó a Manuel Fraga en AP, recibió el 20 de abril de 2007 un poder general de "Lambeth INC con jurisdicción en Samoa y creada ese mismo día. Ese poder tiene las firmas de los directores certificadas por un notario luxemburgués".
"Con ese poder se habría abierto una cuenta en el Hottinger Bank & Trust (Bahamas), un banco privado cuya matriz tiene la sede en Zúrich, Suiza", destaca El Confidencial.
En declaraciones al programa "El Objetivo" de La Sexta TV Hernández Mancha aseguró que "no hay firma mía que acredite que yo he aceptado ese poder" y, añadió, "nunca he oído el nombre de la sociedad de la que me hablan" en referencia a Lambeth INC.
"Ahí aparezco yo, pero es una suplantación bastante tosca" refirió el expresidente de AP acerca de la presencia de su nombre, apellidos y Documento Nacional de Identidad en los documentos certificados por un notario de Luxemburgo.
En La Sexta reconoció, así mismo, ser dueño de una sociedad en Panamá desde 2004 comprada para adquirir una vivienda, que no es la que aparece en la documentación de Mossac Fonseca.
También admitió haber tenido una cuenta en Suiza, que abrió por solicitud de un cliente, pero dijo que nunca la utilizó porque al final no realizó ningún negocio con esa persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook