A un día de Sant Jordi, el sector del libro está pendiente del tiempo

22.04.2016 | 19:51
A un día de Sant Jordi, el sector del libro está pendiente del tiempo
A un día de Sant Jordi, el sector del libro está pendiente del tiempo

Es un secreto a voces, aunque nadie lo confiesa. En los últimos días, escritores, libreros, editores y agentes literarios lo que más han leído son las páginas del Servicio Meteorológico ante el temor de que Sant Jordi, que encima cae en sábado, se convierta en un día pasado por agua.
Aunque las perspectivas son buenas, puesto que se esperan vender más de 1,5 millones de ejemplares y superar una facturación de 20,35 millones de euros, el mismo presidente del Gremio de Libreros de Catalunya, Antoni Daura, razonaba hace unos días que lo de la lluvia es difícil de controlar, mientras que están "vacunados" ante el hecho de que cada siete años la jornada caiga en festivo o semifestivo.
Justamente, la previsión es que hasta media mañana el día esté poco nublado, pero, a partir de ese momento, la inestabilidad tome las riendas en prácticamente toda Catalunya.
Sin embargo, todo está a punto para que grandes ciudades y pequeños pueblos llenen sus calles con paradas de libros y rosas, en "un contexto favorable de una ligera recuperación del sector", según el presidente de la Cámara del Libro de Catalunya, Patrici Tixis.
El Día del Libro es una tradición muy arraigada entre los catalanes y "todo el mundo encontrará una librería y una parada de libros muy cerca para poder hallar aquel título que está buscando", según Daura.
Con Barcelona nombrada Ciudad de la Literatura por la UNESCO, la oferta es de más de 40.000 títulos de todos los géneros, desde la narrativa hasta el ensayo, sin olvidar la poesía, la literatura infantil y juvenil o los libros especializados.
Preguntado el conseller de Cultura, Santi Vila, sobre cómo vivirá su primer Sant Jordi en el cargo, admite que le hubiera gustado poder visitar diferentes poblaciones como solía hacer otros años, pero mañana tiene una jornada muy barcelonesa y reconoce que durante la semana ya ha comprado algunos libros, como una biografía de Jacint Verdaguer a cargo de Marta Pessarrodona y Narcís Garolera, y otra de Cervantes, del profesor Jordi Gracia.
Especialmente en la capital catalana, habrá una notable congregación de escritores, tanto españoles como de otros países, para dedicar sus obras a sus lectores, sin ser ajenos a la fiesta jóvenes "youtubers", que también se han apuntado a los libros de papel, ciclistas como Perico Delgado, cocineros como Ferran Adrià y Quique Dacosta, cantantes como Pau Riba, gimnastas como Almudena Cid o políticos como Xavier Domènech y Gabriel Rufián.
Como cada año, habrá autores extranjeros viviendo en directo la fiesta, desde el pregonero del Sant Jordi 2016, Claudio Magris, al alemán David Safier, el sueco Jonas Jonasson, el inglés Simon Scarrow, el argentino Patricio Pron o el venezolano Moises Naim.
Almudena Grandes, Marta Sanz, Sara Mesa, David Trueba o Julia Navarro está previsto que viajen hasta la capital catalana para hablar con sus lectores, igual que lo harán los catalanes Victor Amela, Empar Moliner, Imma Monsó, Màrius Serra, Sílvia Alcàntara, Pep Puig, Genís Sinca, Roc Casagran y Bel Olid.
Quien, en cambio, un año más, prefiere pasar el día alejado de las multitudes es Albert Sánchez Piñol, en las librerías actualmente con "Vae Victus".
A pesar de que todos los implicados aseguren que las listas de los libros más vendidos durante la jornada es lo que menos interesa a nadie, ya han empezado a circular quinielas en las que se apunta que en ficción castellano podrían copar los primeros puestos autores como Mario Vargas Llosa y su "Cinco Esquinas" (Alfaguara); "Esa puta tan distinguida" (Lumen), de Juan Marsé; "Historia de un canalla", de Julia Navarro (Plaza & Janés) o "La víspera de casi todo" (Destino), de Víctor del Árbol.
En catalán, los que más ejemplares venderán, posiblemente, serán Víctor Amela y "La filla del capità Groc" (Planeta); Empar Moliner con "Tot això ho faig perquè tinc molta por"; "Res no és perfecte a Hawaii" (Proa), de Màrius Serra; "L'aniversari" (Columna), de Imma Monsó, o "Els dies sense glòria" (Edicions 1984), de Sílvia Alcàntara.
Otros libros que pueden arrasar mañana son "13 Rue del Percebe" (Ediciones B), de Francisco Ibáñez; "La magia del orden" (Aguilar/Ara Llibres), de Marie Kondo; "Confessions d'un culer defectuós" (Empúries), de Sergi Pàmies; "Aquella porta giratòria", (Destino), de Lluís Foix, o "Maravillosamente imperfecto...", (Planeta), de Walter Riso.
Aunque, como en otras ocasiones, tal vez los más degustados sean los manuales de cocina -los hay muchos y variados-, algún que otro volumen de autoayuda o algunos de personas que son más que conocidas por su constante presencia en las redes sociales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook