Reportaje

El negro, el nuevo blanco nupcial

20.04.2016 | 20:16
El negro, el nuevo blanco nupcial
El negro, el nuevo blanco nupcial

El negro es el nuevo blanco nupcial. Si el blanco era el color por excelencia de las novias, en la segunda jornada de la Pasarela Costura España, dedicada a moda nupcial y de fiesta, se descubre que el negro es un color atrevido, rebelde y elegante para contraer matrimonio.
"El negro no es ni ambiguo ni inocente, es un color que aporta intenciones, que desafía, que abraza la melancolía, pero a la vez elegante y misterioso", explica a EFE Dolores Nicolás, alma de la firma De la Cierva&Nicolás.
Y con esa filosofía, esta diseñadora construye una colección nupcial que arranca con una novia mas tradicional y, poco a poco, coge intensidad en volumen y color.
"Del blanco anacarado se pasa al rojo bermellón, al oro envejecido y después al negro mineral", dice esta diseñadora que se ha inspirado en la naturaleza para confeccionar vestidos con falda tulipán o mangas en forma de calas.
Para esta ocasión Dolores Nicolás, en colaboración con el artista plástico Ángel Haro, crea en blanco y negro cuatro capas y una falda capa con figuras bordadas originales del artista.
"Son propuestas para una novia nada convencional" asegura Nicolás, quien advierte "o te gustan o los detestas".
Blanca y pura como el primer amor es la colección de Victoria Salas, diseñadora que debuta por primera vez en el escenario de la moda, tras aprender "todo lo que sabe" junto a Hannibal Laguna.
"Me gusta trabajar con las texturas", dice esta joven almeriense que trae a esta pasarela vestidos con mucho movimiento, transparencias y veladuras.
"Son diseños que van desde una niña recatada hasta la más roquera pasando por esa mujer sensual", asegura Salas que reconoce que adora hacer vestidos nupciales, "es todo un reto para mí convertir cada historia de amor en un vestido".
Blancas son también las propuestas nupciales de Arcadio Domínguez, diseñador canario que presenta una novia urbana y minimalistas con patrones de los años 50 y 60.
Sobre la pasarela, vestidos lánguidos, románticos y muy sexis. "Hago diseños para novias que no quieren ir disfrazadas, ni parecer princesas, pero tampoco macarras'underground'", detalla Domínguez.
Curioso resulta un vestido nupcial arropado con una cazadora bomber, una propuesta arriesgada que suma frescura a unos diseños confeccionados en algodón, seda en popelin, punto y gasa.
Para Elena Rubio, la novia respira romanticismo, magia y feminidad. Con tejidos nobles y de mucha caída, esta diseñadora canaria cose vestidos artesanales, un trabajo minucioso que enriquece con encajes y bordados.
Junto a estos vestidos de novia, Rubio también presenta coloristas diseños para madre, hermana y amigas de la novia, en los que las espaldas adquiere mayor protagonismo.
Con la colección "Aura", Pedro Palmas hace un guiño a la alta costura de los años 50, en la que se ve cortes asimétricos, vestidos vaporosos, escotes de vértigo y rajas laterales infinitas, una novia que exhala sensualidad y defiende líneas sugerentes que definen la anatomía femenina.
La firma Ogadenia Couture propone modelos nupciales y de fiesta con vistosos apliques de cristal, perlas fornituras de pedrería sobre tul de seda, terciopelo, crepé o gasas.
Si José María Peiro for WhiteDay hace sencillos vestidos de novia para celebrarlas en plena naturaleza, Perlotti, con más de 30 años de experiencia, prefiere líneas geométricas, adornadas con fajines a modo de pequeños corsés.
En la tercera edición de la plataforma Pasarela Costura España, Argentina es el país invitado, "queremos crear sinergias con países latinos, son nuestro mercado objetivo para internacionalizar la moda nupcial de España", dice Miguel Martí Torres, director de la Pasarela Costura España, quien asegura que España factura 500 millones de euros en la exportación en moda nupcial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook