La Feria de Abril reabre entre aguaceros el debate sobre su cambio de fecha

12.04.2016 | 19:20
La Feria de Abril reabre entre aguaceros el debate sobre su cambio de fecha
La Feria de Abril reabre entre aguaceros el debate sobre su cambio de fecha

Intensos aguaceros marcan desde anoche el comienzo de la Feria de Abril de Sevilla que esta edición, un año más, ha reabierto el debate, esta vez parece que en serio, sobre un cambio de fechas de celebración.
Desde sus inicios, hace siglos, la Feria de Abril comienza en la noche del primer lunes posterior en dos semanas al final de la Semana Santa, lo que determina que en algunos años, como el que viene, su celebración coincida con el puente festivo del Primero de Mayo, de gran interés hostelero.
Las costumbres también han determinado que los sevillanos comiencen cada vez más su feria el fin de semana anterior al lunes del "alumbrao", momento oficial de su inauguración, y que su asistencia al ferial decaiga conforme se acerca el siguiente fin de semana, hasta el punto de que el festival de fuegos artificiales que cierra estos festejos, la medianoche del domingo al lunes, cada vez concite menos interés.
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha reabierto el debate y ha propuesto que la Feria de Abril se celebre entre dos fines de semana al arrancar el sábado por la noche, adelantándose al lunes del "alumbrao" y acabar en la noche del siguiente sábado, a la que se adelantarían los fuegos artificiales que ahora se queman el domingo.
Espadas quiere convertir así en oficial la realidad de que el ferial sevillano ya está lleno el fin de semana anterior al inicio oficial de la Feria de Abril y aumentar el atractivo turístico de una fiesta universal a la que los no residentes en Sevilla podrían ahora acudir dos fines de semana.
Este cambio de calendario, que sólo se aprobaría previo consenso de los grupos municipales y tras su respaldo por consulta telemática de los sevillanos, según Espadas, sería especialmente oportuno el año que viene, porque el calendario ha determinado que la Feria de Abril coincida con el puente del Primero de Mayo, lo que atraería a numerosos turistas, en especial de la Comunidad de Madrid que disponen de dos festivos consecutivos.
"Este cambio nos permitiría un arranque de feria mucho más potente y acabar con unos fuegos artificiales que se disfrutarían mucho más de lo que se viene haciendo ahora, porque al día siguiente, domingo, también sería fiesta", ha explicado Espadas a Efe
El alcalde sevillano ha recordado que el sector hostelero ha acogido favorablemente su propuesta.
"Todo aquel que piensa en la ciudad desde el punto de vista del turismo y de la economía lo ve muy positivamente, porque es la vieja aspiración de tener dos fines de semana como atractivo turístico, con un arranque mucho más potente que hasta ahora, que arrancamos un lunes por la noche y ganaríamos en impacto económico", ha añadido.
Espadas ha opinado que este cambio de fechas ayudaría al "gran esfuerzo" que se realiza en Sevilla en los últimos años para la promoción turística e internacional de la capital andaluza.
La propuesta del alcalde parece contar esta vez con sólidas bases, pero este debate, como la meteorología abrileña, es voluble.
Los aguaceros primaverales barren el ferial entre sol y sol, de igual forma que los alcaldes sevillanos lanzan sus propuestas de nuevos calendarios festivos entre mandato y mandato.
Y entre tanto la Feria de Abril sobrevive, rodeada de no pocos tópicos como la sentencia de que "La lluvia en Sevilla es una maravilla», absurda traducción de la canción «The rain in Spain», con la que el profesor Henry Higgins (Rex Harrison) enseña a Eliza Doolittle (Audrey Hepburn) a hablar como una dama de la alta sociedad en «My Fair Lady», película dirigida por George Cukor en 1964.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook