Oleguer desvincula a toda la familia Pujol del bufete Mossack Fonseca

06.04.2016 | 14:02
Oleguer Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de catalán Jordi Pujol.
Oleguer Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de catalán Jordi Pujol.

Oleguer Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, ha negado hoy haber sido administrador o beneficiario último de ninguna sociedad en Panamá y ha precisado que ni él ni ningún miembro de su familia han tenido relación con el despacho de abogados Mossack Fonseca.
En un comunicado remitido a Efe, Oleguer Pujol ha salido así al paso de las filtraciones derivadas de los llamados "papeles de Panamá", que revelan que pactó presuntamente el pago de comisiones a la familia De la Rosa por su intermediación en la compra de 1.152 oficinas del Banco Santander, a través de sociedades "offshore" vinculadas al despacho de abogados Mossack Fonseca.
Precisamente, por esa y otras operaciones inmobiliarias, el juzgado número 1 de la Audiencia Nacional investiga a Oleguer Pujol por los delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales.
En su comunicado, Oleguer Pujol subraya que "nunca" ha constituido una sociedad en Panamá ni ha sido "administrador, apoderado o beneficiario último de ninguna" y que su única inversión en el país consistió en un proyecto inmobiliario que impulsó en 2006 con un grupo de amigos, por valor de 150.000 euros, y que fracasó.
"No he tenido nunca ninguna relación con las empresas Barcem Limited, KriegeHonr Capital Limited o Davenport Trading Groupo Limited", las sociedades referidas en los "papeles de Panamá" que canalizaron presuntamente los pagos de comisiones, según la información publicada por el periódico "El Confidencial".
De hecho, el hijo menor de los Pujol asegura que ha tenido constancia de la existencia de esas sociedades a raíz de la publicación de ese artículo sobre las filtraciones de los "papeles de Panamá".
Del mismo modo, y en la línea de defensa que ha mantenido desde el inicio, Oleguer Pujol sostiene que nunca hubo "ninguna irregularidad" en el pago de comisiones por la compra de las oficinas del Banco Santander y que todos los movimientos de fondos vinculados a la operación "responden a servicios reales de intermediación".
Según su versión, las citadas comisiones "fueron pagadas por el grupo comprador, bajo su total supervisión, y estaban dentro de la práctica habitual de mercado".
"Todos mis ingresos y participaciones societarias están regularizados y declarados ante la Administración Tributaria", añade el comunicado de Oleguer Pujol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook