Puigdemont: "el proceso respetará la legalidad y no se darán saltos al vacío"

04.04.2016 | 20:14
Puigdemont: "el proceso respetará la legalidad y no se darán saltos al vacío"
Puigdemont: "el proceso respetará la legalidad y no se darán saltos al vacío"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que el proceso independentista "respetará la legalidad vigente" y que "no se darán saltos al vacío".
En una entrevista que hoy publica el diario "Expansión", Puigdemont ha descartado que se produzca una declaración unilateral de independencia en los próximos 16 meses y ha instado al próximo presidente del Gobierno a abrir una negociación con el ejecutivo catalán sobre un futuro referéndum.
En este sentido, ha dicho que su gobierno es "una fábrica de hacer propuestas, y por parte del Estado no hay ninguna", por lo que espera que el próximo ejecutivo "dialogue y negocie, algo que no ha hecho el actual gabinete en funciones".
Puigdemont ha asegurado que si hay un candidato a la presidencia que apueste por poner sobre la mesa una consulta constitucional acordada con el Estado "nos posicionaremos y le ayudaremos", pero advierte: "No haremos ningún ejercicio de política ficción".
Ha considerado "menos difícil" convertir Cataluña en un Estado que una reforma constitucional que blinde la lengua y el pacto fiscal.
Sobre la sensación de inseguridad jurídica que puede provocar la actual situación, el presidente catalán ha asegurado: "No daremos saltos al vacío, todo estará perfectamente cubierto y no habrá nadie a quien se le cambie abruptamente el marco jurídico".
Carles Puigdemont ha afirmado igualmente que en esta legislatura no se aprobará una declaración unilateral de independencia "porque no está previsto y no es nuestro compromiso", aunque ha asegurado que harán "todo el trabajo para que este país pueda ser un estado independiente".
El presidente catalán ha dicho que no ha encontrado ningún gobierno que le haya trasladado que un referéndum acordado fuese una mala solución, aunque ha afirmado que "aún" no están "en la lógica" de pedir a ningún estado independiente que apoye la independencia de Cataluña.
"Trabajaremos para el reconocimiento más adelante, después de que este país, a través de una pantalla democrática, haya acreditado que tiene más del 50 % de apoyo popular al proceso. Entonces estaremos en condiciones de trasladar a la política internacional, especialmente a la europea, que ya no está frente a un asunto interno, sino como mínimo comunitario".
Ha considerado que el independentismo no es un movimiento antiespañol, que el soberanismo "no puede leerse como una voluntad de Cataluña de desentenderse de España (...) No queremos desentendernos de la lengua y la cultura españolas. No es una exageración de una pulsión antiespañola, y si alguien lo piensa, se equivoca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook