Desarticulan una macroorganización criminal e incautan 338 kilos de cocaína y 2,1 millones de euros

01.04.2016 | 14:49
Material incautado
Material incautado

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han desarticulado una de las principales organizaciones que traficaba con cocaína en España y se han incautado de 338 kilos de esta sustancia y de 2,1 millones de euros en metálico.
La macroorganización estaba formada por un total de siete personas de diferentes nacionalidades, que se encargaban de recibir la cocaína por vía marítima y la distribuían por todo el Estado, han informado hoy ambos cuerpos en rueda de prensa.
En esta operación se utilizaban vehículos de alta gama, que se habían alterado a la perfección con el fin de esconder la droga, a partir de elementos tecnológicos y electrónicos que hacían prácticamente imposible su localización.

Los hechos se remontan al 10 de julio de 2015, cuando una mujer fue secuestrada ante la deuda de 15.000 euros que sus secuestradores aseguran que tenía con ellos por problemas relativos al tráfico de droga.
La detención de los dos secuestradores permitió determinar que formaban parte de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína, lo que dio pie a seguir la investigación para determinar su origen.
De este modo, se llegó a detectar una macro organización que recibía la cocaína a través de diferentes puertos de todo el Estado, perfectamente tratada para que únicamente se tuviese que distribuir.

La operación llevó a detectar al líder de la organización, un hombre de 36 años con doble nacionalidad, colombiana y venezolana, que residía en la parte alta de Barcelona.
El líder disponía de dos lugartenientes, hombres de su máxima confianza, que eran los que se encargaban de las transacciones y el cobro del dinero a las otras organizaciones a las que suministraban la cocaína, rindiéndole cuentas posteriormente y entregándole en su domicilio el dinero obtenido.
Durante el transcurso de la investigación, los agentes de los Mossos d'Esquadra tuvieron conocimiento de que el Cuerpo Nacional de Policía estaba investigando las actividades de la misma organización criminal, por lo que se acordó establecer un equipo conjunto de investigación.
De este modo, se localizó una nave en Viladecans (Barcelona) donde se reunía la droga y se escondía en vehículos de gama alta, todos ellos perfectamente equipados tecnológicamente para ocultarla a través de falsos fondos dotados de instrumentos tecnológicos que los hacían imperceptibles.

Los escondites los realizaba un hombre de nacionalidad mexicana que había llevado la organización directamente desde México hasta Cataluña, ya que era considerado uno de los mejores especialistas en esta tarea.
De la nave de Viladecans se derivaban los estupefacientes a otras organizaciones criminales, siguiendo así el ciclo de distribución para su posterior comercialización.
En las semanas previas a la explotación del caso se llevaron a cabo aprehensiones importantes de cocaína en Zaragoza y Barcelona a miembros de otras organizaciones criminales que habían sido suministradas por el grupo criminal investigado.
"Esta era de las organizaciones más importantes que operaban en Catalunya: importaban la droga siempre haciéndola entrar por vía marítima, usando circuitos mercantiles navales, y proveía no solo a Cataluña", ha señalado el intendente portavoz de los Mossos d'Esquadra, Xavier Porcuna.

En el transcurso del dispositivo final, que tuvo lugar durante la madrugada del día 18 de marzo, se realizaron seis entradas y registros en un domicilio de Barcelona, una vivienda, un parking y una nave industrial de Viladecans, así como en dos domicilios de Tarragona.
El resultado fue la detención de siete personas, entre ellas el máximo responsable y líder de la organización, así como la intervención de 338 kilogramos de cocaína, y unos 2.100.000 euros en efectivo.
Además, se incautaron trece vehículos, la mayoría de los cuales disponían de doble fondo, 523 plantas de marihuana, joyas de gran valor e inhibidores de frecuencia.
Los detenidos son de nacionalidad colombiana, española, venezolana y mexicana, y tienen entre 32 y 49 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook