Seis detenidos de una banda que vendía hachís en España, Francia y Alemania

30.03.2016 | 11:57
Un vehículo de los Mossos d´Esquadra.
Un vehículo de los Mossos d´Esquadra.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a seis personas y han desarticulado un grupo criminal dedicado al tráfico de hachís, que desde Barcelona suministraba esta droga en España, Francia y Alemania.
Los Mossos han informado en un comunicado de que las actuaciones se han llevado a cabo por orden del juzgado de instrucción número 2 de Cornellà de Llobregat (Barcelona) y de que cinco de los seis detenidos ya han ingresado en prisión.
También se han decomisado 1.200 kilos de hachís con un valor aproximado de 1.940.000 euros en el mercado ilícito, así como utensilios y material para comercializar la droga.
La investigación comenzó en septiembre de 2015, después de que la policía local de Sant Joan Despí interceptara un cargamento de 300 kilos de hachís en un control de tráfico, una operación que se saldó con la detención de un hombre de 37 años y de nacionalidad marroquí.
Los investigadores hallaron indicios de la existencia de una infraestructura organizada que obtenía el hachís de Marruecos y que luego lo distribuía por España y otros países de la Unión Europea.
Además, el pasado 30 de enero interceptaron a dos transportistas, de 41 y 29 años y nacionalidad marroquí, cuando cubrían la ruta Cádiz-Barcelona con 160 kilos de hachís.
Estas detenciones permitieron abrir la línea de investigación que finalmente posibilitó la identificación de los máximos responsables de la red.
El pasado 16 de marzo, efectivos del Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Sur (AIC RPMS) conjuntamente con agentes del Área Regional de Recursos Operativos y de la Unidad Canina del cuerpo de Mossos realizaron registros en cuatro inmuebles de municipios del Baix Llobregat y Barcelonès.
El dispositivo culminó con la detención de los tres principales responsables de la banda, con edades comprendidas entre los 22 y 28 años, y de nacionalidad marroquí.
Asimismo, en un local de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) se decomisaron 750 kilos de hachís, 70.000 euros en efectivo, un arma corta de fuego y diferentes armas prohibidas.
En este lugar de almacenamiento se hacía la distribución de la droga, principalmente por la provincia de Barcelona, y se disponían los contactos con distribuidores para introducirla en Alemania y Francia.
Los responsables son tres hermanos, dos de ellos ya encarcelados, uno de los cuales regentaba un bar en L'Hospitalet, lugar que se aprovechaba para facilitar los contactos entre el resto de personas que se encargaban de hacer toda la distribución y que participaban en el transporte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook