El Parlament admite la moción de la CUP de desobedecer al Constitucional si cambia el contenido

29.03.2016 | 14:34
El vicepresidente segundo del Parlament, Lluís Corominas.
El vicepresidente segundo del Parlament, Lluís Corominas.

La Mesa del Parlament ha admitido hoy a trámite la propuesta de la CUP para que la Cámara desatienda la suspensión decretada por el Constitucional sobre la declaración del 9N de inicio del proceso independentista, aunque con la condición de que se modifique su contenido ante las dudas legales que suscita el texto.
En declaraciones a los periodistas tras la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces, el vicepresidente primero del Parlament, Lluís Corominas (JxSí), ha explicado que la Mesa ha admitido a trámite dicha propuesta, con los únicos votos favorables de la mayoría de Junts pel Sí (CDC y ERC), aunque "condicionada" a que se introduzcan cambios, dado que el texto suscita "dudas en su legalidad".
La moción presentada por la CUP pide desatender la suspensión cautelar decretada por el Tribunal Constitucional de la declaración de inicio del proceso hacia la independencia aprobada el pasado 9 de noviembre por la cámara catalana.
Pese a la admisión a trámite, Corominas ha aseverado que, si no se produjera ninguna variación en el texto por la vía de enmiendas y transacciones, la Mesa propondrá someter a votación del pleno del Parlamento de la semana que viene una alteración del orden del día para retirar la moción.
"Es cierto que el contenido de esta moción, si se sometieran a votación tal como está y en relación a la sentencia del TC nos presenta unas dudas", ha afirmado Corominas.
Y ha añadido: "Si el contenido no es congruente o hay dudas de su legalidad, como es el caso, lo que debe hacer la presidenta -del Parlament- es someter a votación del pleno si este punto se somete a votación".
Una situación poco habitual pero que ha ocurrido en alguna ocasión con respecto a textos en los que había dudas sobre su congruencia, aunque no respecto a su legalidad, ha admitido Corominas.
En todo caso, el vicepresidente de la Cámara ha remarcado que todo esto se produce por una sentencia "inédita" del Tribunal Constitucional y ha asegurado que, en este contexto, siguen el reglamento del Parlament "a rajatabla".
Los cuatro miembros de la Mesa de Junts pel Sí que conforman mayoría -Carme Forcadell, Lluís Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet- han apoyado la admisión a trámite condicionada.
En cambio, el vicepresidente segundo, José María Espejo-Saavedra (C's), y el secretario David Pérez (PSC) se han opuesto, mientras que el otro secretario, Joan Josep Nuet (Sí Que Es Pot), no ha participado en la votación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook