Mas, ante el TSJC: Catalunya se jugaba su "prestigio como país" el 9N de 2014

28.03.2016 | 19:32
Artur Mas ejerciendo el voto el 9-N
Artur Mas ejerciendo el voto el 9-N

El expresidente de la Generalitat Artur Mas aseguró ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que con la consulta soberanista del 9N de 2014 Catalunya se jugaba el "prestigio como país".
Según su declaración del pasado 15 de octubre ante el TSJC a raíz de su imputación por su papel en la organización de la consulta, publicada hoy por La Razón, la Generalitat "colaboraba, informaba y proveía material y servicios" para esa consulta.
Mas asumió ante el TSJC "toda la responsabilidad" en las decisiones que tomó la Generalitat en el proceso de la consulta y reconoció que si "en algún momento se forzó un poco la situación" fue por el "inmovilismo" del Gobierno central.
"Había un anhelo democrático, de ejercer el derecho a decidir, que los responsables políticos teníamos que canalizar. Y, desgraciadamente, nos encontramos con un bloqueo total de aquellos con quien nosotros teníamos que pactar los mejores marcos posibles para dar salida a ese anhelo democrático", afirmó ante el juez.
Sobre su papel en esa consulta, Mas se declaró "el máximo responsable de haber tomado la iniciativa política, de haber ideado y de haber impulsado el proceso participativo del 9-N".
Insistió además en que no quiere que se deriven responsabilidades para el resto de los intervinientes en el proceso porque, dijo, él es el "máximo responsable de muchas cosas, el único de algunas y corresponsable de otras".
En referencia a la imputación por desobediencia, prevaricación y malversación que pesa sobre él, afirmó no entender que "por haber actuado así" tenga que declarar ante un tribunal "por una querella interpuesta por la Fiscalía General del Estado impuesta contra el criterio de nueve fiscales de la Junta de Fiscales de Catalunya".
"Ustedes deberán juzgar si comportarse como un demócrata equivale a actuar como un delincuente", insistió Mas, según publica La Razón.
La consulta, dijo, se había "diseñado para ser ejecutada" por la Generalitat, pero, a su juicio, a partir de la suspensión del Tribunal Constitucional (TC) "cambió el formato" y la Generalitat "dejó de ser responsable" de la ejecución de la consulta, "que pasaba a manos de los voluntarios".
Mas, que dijo no conocer el coste del referéndum para las arcas autonómicas, confirmó que los voluntarios les pidieron "información de material y de servicios", pero que no existía ningún responsable de la Generalitat que resolviese sus dudas.
"Había voluntarios que podían ser funcionarios públicos y conocían perfectamente la materia, aunque el trabajo que hacían era como voluntarios", explicó.
También acusó al TC, a la Abogacía y a los jueces y fiscales de no actuar, por lo que, según dijo, al ver que ninguno intervenía, él tampoco lo hizo.
"Ninguna autoridad pública", incidió, "actúo ese día. ¿Por qué el principal promotor, que era yo, tenía que actuar como ejecutor cuando ninguno estaba actuando?".
También se refirió a las palabras del ahora presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que aseguró el día antes de la consulta que el referéndum "no tenía efecto alguno".
"Si no tiene efecto alguno, dejemos que la gente participe", le explicó al juez, a quien confirmó que los ordenadores que se usaron el día de la consulta eran para las escuelas y desveló que, tras el referéndum, la Generalitat tuvo que cambiar el programa de los dispositivos para que pudiesen funcionar en los centros.
Su principal preocupación era "evitar el voto doble" y "hacer algo serio" porque, dijo, se estaban jugando su "prestigio como país

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook