Atentado Bruselas

Bélgica amanece conmocionada por los atentados y los periódicos en duelo

23.03.2016 | 11:16
Varias personas se reúnen en la plaza Bourse de Bruselas, Bélgica, el 22 de marzo del 2016, tras los atentados en esta ciudad en los que al menos 34 personas han muerto y otras 200 han resultado heridas.
Varias personas se reúnen en la plaza Bourse de Bruselas, Bélgica, el 22 de marzo del 2016, tras los atentados en esta ciudad en los que al menos 34 personas han muerto y otras 200 han resultado heridas.

Bélgica amaneció hoy conmocionada y todavía en estado de choque por el doble atentado que tuvo lugar el martes en la capital belga y europea que causó la muerte de al menos 34 personas, un estado de ánimo que recogen los principales diarios, todos ellos con portadas en color negro en señal de duelo.
La "Derniére Heure" titula su portada con dos palabras: "El horror", mientras que "La Capitale" apunta a una "Guerra en plena Bruselas", y "La Libre Belgique" se limita a poner una fecha: el 22 de marzo de 2016 como un triste recordatorio del día más negro vivido por muchos belgas el martes.
El diario "L'Echo" ha añadido a la fecha del 22.03.2016 una Bruselas aterrorizada, en tanto que "Le Soir", llama a la resistencia y a mantenerse unidos y firmes contra el terror, y elige una fotografía de un hombre con una bandera belga delante de las flores y las velas que los nacionales y los turistas depositaron el martes en una céntrica plaza de la capital.
El periódico "L'Avenir" titula hoy "La unión en el duelo", y el gratuito "Metro" "La unión hace la fuerza".
Los diarios flamencos también recogen impresiones similares.
"De Morgen" apunta la fecha del 22 de marzo escrito en rojo, como la sangre. Como imagen, el mapa de Bélgica, un país herido en "pleno corazón", dice, al tiempo que muestra mujeres y hombres que lloran por la tragedia.
"De Standaard" elige la imagen del túnel del metro bruselense en el que varios pasajeros se dirigen hacia la salida, hacia la luz, y titula "Este martes, día de caos, es el día que todos temían".
El "Het Belang van Limburg" aparece sumergido en negro y sobre la portada, en amarillo y rojo, los tres colores junto al negro de la bandera belga, figura la fecha del doble atentado en el aeropuerto de Zaventem y en una estación de metro de la capital.
"Nuestro días más negro", titula ese diario, en tanto que "De Tijd" señala que los atentados han apuntado "directos a nuestro corazón".
"Het Laatste Niews" sostiene que los terroristas "quería todavía más muertos" de los que han causado.
Los diarios belgas instan unánimemente a Bélgica a no rendirse ante el odio ni entregarse a la desesperación, y aseguran que los valores de la libertad y la tolerancia son más fuertes que la barbarie y el fanatismo religioso.
"De Morgen" pone otro punto al afirmar que puede haber más represión, más protección, pero agrega que todo esto no funcionará nunca si no hay también más prevención.
Los diarios flamencos destacan que el país ha sido atacado por el terrorismo internacional, pero subrayan que los terroristas "están entre nosotros", por lo que "De Standaard" recuerda que los tres sospechosos del atentado en el aeropuerto "vinieron en taxi".
La "Libre Belgique" señala que la amenaza de un atentado ha estado ahí desde hace meses y los belgas se habían finalmente acostumbrado a vivir en ese ambiente con la esperanza de que los terroristas renunciaran a sus planes "criminales, bárbaros y sangrantes".
Indica que la captura el viernes pasado del principal fugado de los atentados del 13 de noviembre del año pasado en París, Salah Abdeslam, dio cierto respiro a la población y dio crédito a quienes luchan día a día contra el mal, pero finalmente Bélgica ha sido atacada.
"El 13 de noviembre de 2015 al 22 de marzo de 2016. Solo han pasado 130 días. El mismo horror, el mismo odio ciego y asesino", escribe "La Dernière Heure".
"Le Soir" recoge el ambiente del martes, con las ambulancias, las sirenas, los bomberos, los policías corriendo por las calles y la gente con la mirada vacía. "Sabían que todo lo que veían era verdad, que eso tenía que pasar", señala.
Los atentados también han suscitado preguntas en la prensa belga, sobre todo dirigido a cómo evitar el terror y luchar contra el fenómeno de los kamikazes, y algunos medios piden más presencia policial y militar en los espacios públicos, más inversión en los servicios de inteligencia y más medios para la Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook