Griñán también es increpado al llegar a los juzgados para declarar por los ERE

16.03.2016 | 15:51
El expresidente andaluz José Antonio Griñán, a su llegada hoy a los juzgados de Sevilla para declarar como investigado, antes imputado, en el caso de los ERE.
El expresidente andaluz José Antonio Griñán, a su llegada hoy a los juzgados de Sevilla para declarar como investigado, antes imputado, en el caso de los ERE.

El expresidente andaluz José Antonio Griñán también ha sido increpado, como le ha ocurrido al expresidente Manuel Chaves, cuando ha llegado hoy a los juzgados de Sevilla para declarar como investigado en el caso de los ERE.
Al igual que Chaves, Griñán llegó en un coche junto a sus escoltas hasta las puertas de los juzgados, y hasta entrar en el edificio judicial, donde se han concentrado decenas de medios audiovisuales, le han llamado "chorizo".
La llegada de Griñán se ha producido minutos después de que Chaves saliera de los juzgados, momento en el que ha vuelto a ser increpado.
Varios ciudadanos también han coreado consignas como "No hay pan para tanto chorizo" y "PSOE, PP, la misma mierda es".
Chaves y Griñán ha sido citados a declarar dentro de la pieza de los ERE denominada "procedimiento específico", que fue el creado por la Junta de Andalucía para ayudar a empresas en crisis y que supuso el desembolso de 855 millones de euros entre los años 2000 y 2012, según la cifra que fijó la juez que empezó el caso, Mercedes Alaya.
La comparecencia de Griñán y Chaves ha coincidido con la citación judicial de la concejal sevillana Cristina Honorato, de Participa Sevilla, que está acusada por una protesta de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en una sucursal bancaria.
Ante los juzgados también se han congregado varios ciudadanos con pancartas en las que aluden a las primeras prescripciones previstas en los ERE porque las imputaciones se hicieron diez años más tarde de que las empresas recibieran las ayudas.
Chaves y Griñán declararon en abril pasado por el caso de los ERE ante el Tribunal Supremo porque eran parlamentarios y por tanto aforados, y tras su declaración, el instructor les imputó prevaricación administrativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook