Unió hará una amplia reorganización y afrontará una deuda de 19 millones euros

15.03.2016 | 19:06
Ramon Espadaler y Montse Surroca.
Ramon Espadaler y Montse Surroca.

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) celebrará un congreso extraordinario a finales de mayo para realizar una amplia reorganización interna y afrontar el preconcurso de acreedores al que se ha visto obligada a acogerse ante la deuda estimada en 19 millones de euros que acumula actualmente.
El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha confirmado hoy en una rueda de prensa la grave situación económica y financiera que atraviesa el partido, y que ha obligado a comunicar ya ante el juez la convocatoria de un preconcurso de acreedores.
Este preconcurso permitirá negociar con los acreedores -principalmente entidades financieras- el pago de la deuda, así como proceder a la venta de patrimonio, con todo lo cual la dirección de Unió espera poder evitar el concurso de acreedores en los tres meses prorrogables a uno más que, como máximo, dispone para llegar a un acuerdo.
Sobre la fianza que un juez ha impuesto a Unió por un importe total de 170.000 euros en relación con el sumario abierto a la fundación Catalunya i Territori por irregularidades en la venta de patrimonio, Espadaler ha confirmado que ya ha sido pagada y que su partido sigue sosteniendo que "no tiene ninguna vinculación orgánica" con la entidad.
El secretario general de Unió ha precisado que la difícil situación financiera del partido ya fue ayer valorada por el comité de gobierno y que el sábado será expuesta con más detalle ante el Consell Nacional que ha sido convocado.
Los problemas económicos que sufre Unió son debidos a la deuda acumulada en años precedentes, pero esta situación se ha agravado en los últimos meses debido al hecho de que en las elecciones catalanas del 27S y en las generales del 20 de diciembre se quedó sin representación parlamentaria y esto implica muchos menos ingresos para el partido.
Con el propósito de superar la situación económica y de encarar el futuro de Unió que, según Espadaler, "sigue teniendo sentido porque representa un espacio propio dentro de la centralidad política catalana", ha sido invertido el orden de los dos congresos que estaban previstos.
El primero será extraordinario y, en vez del mes de abril, tendrá lugar a finales de mayo o principios de junio a fin de aprobar "una amplia reorganización interna" que conllevará un cambio de estatutos con el propósito de introducir más transparencia organizativa, más calidad democrática y una mayor participación de los militantes.
"Se trata -ha explicado Espadaler- de afrontar la realidad de cara, coger el toro por los cuernos, e ir resolviendo las situaciones que tenemos por delante".
A finales de septiembre o octubre tendrá lugar el congreso ordinario en el que será elegida la nueva dirección del partido "aplicando los nuevos criterios organizativos, y marcando los objetivos políticos", ha apuntado el secretario general de Unió.
Finalmente, hacia finales de año el partido democristiano prevé celebrar una "convención programática" en la que será definida la estrategia política de la formación.
Por lo que respecta a la situación financiera actual y al preconcurso de acreedores, Espadaler ha fijado la deuda total en 19 millones de euros, la mayor parte a entidades bancarias, mientras que ahora mismo Unió "está al día" en el pago a la Seguridad Social correspondiente a las nóminas de sus trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook