El Parlament pide que las escuelas estén obligadas a cumplir el protocolo de abusos a menores

03.03.2016 | 15:18
Manuel Barbero y su esposa, Eva Casas, los padres de uno de los alumnos de los Maristas de Sants-Les Corts que ha denunciado haber sufrido abusos sexuales por parte de uno de los profesores del centro en la tribuna del Parlament.
Manuel Barbero y su esposa, Eva Casas, los padres de uno de los alumnos de los Maristas de Sants-Les Corts que ha denunciado haber sufrido abusos sexuales por parte de uno de los profesores del centro en la tribuna del Parlament.

El pleno del Parlament ha aprobado hoy por unanimidad una moción en la que se insta a revisar los protocolos de actuación de los centros escolares para prevenir y actuar en los casos de abusos a menores, y a que las escuelas estén obligadas a cumplirlos.
En la moción, que ha sido defendida por la diputada de Catalunya Sí Que Es Pot Gemma Lienas y ha sido consensuada con todos los grupos, se condena "enérgicamente cualquier tipo de acoso y abuso sexual" y el Parlament muestra "su completo rechazo, considerando que bajo ningún concepto se puede tolerar o encubrir".
El debate de la moción ha sido presenciado desde la tribuna de invitados por Manuel Barbero y su esposa, padres de uno de los alumnos de los Maristas de Sants-Les Corts que ha denunciado haber sufrido abusos sexuales por parte de uno de los profesores del centro.
En el texto aprobado se insta al Govern a modificar el Protocolo de Actuación entre los departamentos de Bienestar Social y de Enseñanza para "la detección, notificación, derivación y coordinación de las situaciones de malos tratos infantiles y adolescentes en el ámbito educativo".
La moción exige al Govern, además, que garantice "el obligado cumplimiento del protocolo por parte de todos los centros, sea cual sea la titularidad, de forma que no hacerlo comporte las consecuencias tipificadas en la normativa legal vigente, tal y como se hará constar en el protocolo".
Además, se pide "introducir la obligatoriedad por parte de los centros de comunicar, no sólo a la DGAIA, sino también al Departamento de Enseñanza" los casos de abusos sexuales o malos tratos detectados.
Adicionalmente, los centros en los que hayan tenido lugar abusos estarán obligados "a comunicar" lo ocurrido "a las personas que detentan la patria potestad o la tutela del menor" afectado.
En la moción se prevé que la Generalitat "incentive" a las escuelas para que "a partir del protocolo marco, elaboren su propio protocolo" de prevención y actuación ante casos de abusos sexuales y malos tratos.
Al posicionarse sobre la moción, los portavoces de los diversos grupos han coincidido en apuntar la necesidad de que los protocolos sean renovados y mejorados para evitar casos como los denunciados recientemente en escuelas de los Maristas de Barcelona.
Finalizado el debate y la votación de la moción, el padre de una de las víctimas, Manuel Barbero, ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación que está "satisfecho" por la aprobación de la moción, aunque ha constatado que el texto debe traducirse "en hechos" concretos y actuaciones de los centros escolares y las instituciones.
"Mucho hablar de los protocolos, pero hay que analizar si realmente se han seguido o no, quién los revisa y supervisa", ha afirmado Barbero antes de añadir que hay que "hacer un seguimiento" para que se cumpla la moción y los mencionados protocolos, "puesto que, en caso contrario, se corre el riego de que esto no sirva para nada".
Los centros escolares, ha reclamado, "tienen que responsabilizarse" de las situaciones que se hayan producido dentro de ellos "y las palabras tienen que ir acompañadas de acciones" concretas.
Ha avanzado, en este sentido, que mantendrá una actitud "vigilante", y ha reconocido que en algunos momentos del debate de la moción se ha emocionado al escuchar lo que sufren las víctimas de los abusos, "y más cuando esto es algo que me toca personalmente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook