Debate de investidura

Rajoy y Sánchez se acusan de ser un "tapón" y evidencian que no pactarán

02.03.2016 | 15:20
El líder del PSOE, Pedro Sánchez (i), se dirige al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en una intervención desde su escaño durante la segunda jornada del debate de su investidura hoy en el Congreso de los Diputados.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez (i), se dirige al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en una intervención desde su escaño durante la segunda jornada del debate de su investidura hoy en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han certificado hoy con sus reproches mutuos acusándose de forma recíproca de ser un "tapón" para España que es imposible que ambos puedan llegar a un acuerdo para la formación de un ejecutivo.
"El PSOE siempre promoverá un cambio de políticas y el cambio de gobierno, y eso hace incompatible que usted y yo nos podamos entender para formar gobierno", ha asegurado Sánchez en el cara a cara que ha mantenido con Rajoy en el debate de investidura.
Tras la intervención del presidente en funciones en ese debate en la que ha acusado a Sánchez de protagonizar una investidura "ficticia" y de generar un "bluf" para buscar su supervivencia política y prepararse para la próxima campaña electoral, el dirigente socialista ha dicho que se reafirma en la necesidad de que haya un cambio de gobierno "en el fondo y en la forma".
El líder del PSOE ha acusado a Rajoy de tener una intervención "de imposición y de soberbia" no respetuosa con él ni con su partido y de ser el único responsable de su incapacidad para llegar a acuerdos con otros partidos.
Además, ha considerado que el mayor fracaso del jefe del Ejecutivo en funciones ha sido renunciar a su responsabilidad de presentarse a un debate de investidura, "bloquear el reloj de la democracia" y faltar al respeto a todos los españoles y, en particular, a los que votaron al PP.
Ha llamado la atención sobre la paradoja de que Podemos fuera usado por Rajoy para no presentarse a su investidura al considerar que había llegado a un acuerdo con el PSOE y ahora se vaya a convertir en su "única tabla de salvación" para que siga siendo presidente del Gobierno.
Sánchez ha lamentado que Rajoy proponga diálogo al PSOE con la condición de que él siga siendo el presidente y mantenga las mismas políticas.
"Y luego me llama a mí frívolo", ha señalado dirigiéndose al líder del PP, al que ha acusado de meter a España en un "atasco político" y le ha instado a acabar con los insultos y las descalificaciones.
Además, ha acusado al PP de sacar "los viejos fantasmas" y que sus ministros hayan dicho que lo que desea ETA es un gobierno del PSOE o que si él fuera presidente, España abandonaría la coalición internacional contra el terrorismo yihadista.
Pese a sus críticas, ha considerado que el PP es muy importante para el sistema político español, pero ha subrayado que para que haya una verdadera regeneración democrática en España es necesario que exista en el Partido Popular esa misma regeneración y un cambio de liderazgo.
"Eso sólo se puede producir en la oposición. Por eso, le pido que haga una reflexión sobre si no se está convirtiendo en el tapón para la regeneración y la renovación del PP en España", ha señalado.
"Es usted el tapón", le ha respondido Rajoy como cierre del cara a cara entre ambos y en el que ha comparado al líder del PSOE con "el perro del hortelano" porque no deja que gobierne la lista más votada y es incapaz de lograr una alternativa.
Tras invitar a Sánchez a que tenga en cuenta su propia reflexión de que se acaben en la política española los insultos y descalificaciones, ha defendido no haberse presentado a una sesión de investidura.
Y lo ha hecho con el argumento de que no tenía el apoyo del PSOE para conseguir ser investido y, por ello, ha pedido a Sánchez que no traslade su responsabilidad al PP:
"No hemos engañado ni a la gente, ni al Rey, ni a esta Cámara, y no hemos bloqueado nada. Quien ha bloqueado ha sido usted, que no ha permitido gobernar a la fuerza más votada y ahora no ha hecho el más mínimo esfuerzo para conseguir un acuerdo", ha añadido.
Después de insistir en que Sánchez ha protagonizado "un gran fraude, una impostura y un engaño", le ha afeado que pretenda que el PP apoye un programa que no se va a aplicar nunca y que pretenda dar lecciones de empleo con el precedente de lo que provocó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Además, ha instado al candidato a explicar con qué votos va a llevar a cabo la reforma de la Constitución que pretende, cuál es la reforma federal que desea y si se suprimen o no las diputaciones provinciales.
En este punto ha incidido para destacar las contradicciones entre las declaraciones al respecto de dirigentes de Ciudadanos y del PSOE.
"No se puede venir a una sesión de investidura cambiando cada media hora de programa", ha añadido Rajoy, quien ha concluido que Sánchez no le interesa a España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook