El PSOE propone en su nueva oferta derogar la Lomce y una ley de lenguas

01.03.2016 | 11:47
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (3i), junto a la presidenta, Micaela Navarro (2i); el secretario de Política Federal, Antonio Pradas (i); el secretario de Organización, César Luena (3d); el secretario de Acción Política, Patxi López (2d), y la secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio (d), durante el Comité Federal extraordinario que celebra el partido, en su sede de la calle Ferraz.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (3i), junto a la presidenta, Micaela Navarro (2i); el secretario de Política Federal, Antonio Pradas (i); el secretario de Organización, César Luena (3d); el secretario de Acción Política, Patxi López (2d), y la secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio (d), durante el Comité Federal extraordinario que celebra el partido, en su sede de la calle Ferraz.

El PSOE ha propuesto en su nueva oferta a Podemos, sus marcas En Comú Podem y En Marea, IU y Compromís derogar el actual marco educativo (Lomce), cuando en un principio solo planteaba paralizar el calendario de implantación, y aprobar una ley que promueva en España todas las lenguas como patrimonio común.
Éstas son algunas de las novedades incluidas en los documentos que el líder socialista, Pedro Sánchez, ha enviado a estos partidos bajo el título "Ofrecimiento del PSOE a las demás formaciones políticas progresistas y de izquierda" con el fin de lograr su investidura esta semana.
A cada partido, los socialistas han enviado textos separados bastante similares, si bien en cada uno se incluyen algunas medidas diferenciadas, en especial sobre la Comunidad Valenciana y Galicia.
La mayoría de las medidas son las recogidas en el pacto firmado con Ciudadanos, aunque en diversos aspectos, se va algo más allá y se opta por una redacción distinta.
Es el caso de la Lomce, el PSOE propone "derogar, detener su implantación y aprobar una ley consensuada" con la comunidad educativa, que establezca, entre otros aspectos, prohibir la segregación por sexos en los centros educativos que tengan fondos públicos.
Los socialistas también hablan de derogar los puntos más controvertidos de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como "ley mordaza", cuando en el pacto con Ciudadanos se decía "revisar".
En ninguno de los documentos, los socialistas hablan de derogar la reforma laboral, uno de los aspectos que los partidos de izquierda más han reprochado del pacto con Ciudadanos.
El PSOE ofrece recuperar con carácter urgente aspectos como la negociación colectiva, garantizar los derechos de los trabajadores, promover la contratación estable y aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.
En cuanto al artículo 135 de la Constitución, que pone límite de gasto a las administraciones, el PSOE se compromete a reformarlo, no derogarlo, con el fin de fijar un "suelo social presupuestario" que garantice la estabilidad social.
La nueva propuesta del PSOE a las fuerzas de izquierda aboga por incrementar de forma progresiva las pensiones no contributivas en aras a que confluyan con el salario mínimo interprofesional, que a su vez aumentaría en "al menos" el 1 por ciento en 2016, como se decía en el documento con C's.
A En Comú Podem y En Marea, el PSOE promete aprobar una ley que defienda en España todas las lenguas, pero no hace ninguna referencia a la demanda del referéndum en Cataluña, una de las principales discrepancias con Podemos y sus marcas territoriales.
El PSOE garantiza a Podemos que impulsará una política común europea de asilo e inmigración y que dará respuesta a la crisis de los refugiados, reforzando las oficinas de asilo y ayudando a los países vecinos.
En el texto enviado a Podemos no se hace ninguna mención a la oferta que su líder, Pablo Iglesias, hizo de gobernar en coalición y repartirse los ministerios.
El PSOE sí mantiene su planteamiento de reformar la ley electoral con el fin de mejorar la proporcionalidad, desbloquear las listas y eliminar el voto rogado.
También mantiene sus principales propuestas en el ámbito social, como el ingreso mínimo vital para las familias sin recursos, la ayuda a personas afectadas por los desahucios, la supresión de los copagos farmacéuticos y la devolución de la tarjeta sanitaria a quienes la perdieron con la normativa del PP.
Otra de las medidas que vuelve a poner sobre la mesa es la aprobación de una ley de libertad religiosa y la revisión de los acuerdos vigentes con la Santa Sede.
En este punto, añade como novedad la supresión de "la exención injustificada" del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) a la Iglesia Católica.
La fecha de finalización de las obras del Eje Mediterráneo y apoyar la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco son algunas de las propuestas planteadas a Compromís.
A En Marea, se le ofrece revocar la prórroga de la papelera Ence (Pontevedra) e iniciativas para apoyar al sector naval y al pesquero.
El PSOE subraya que todas las medidas propuestas a los partidos de izquierda son "compatibles" con el acuerdo firmado con Ciudadanos.
"Gracias a estos acuerdos, hay posibilidad de construir una amplia mayoría parlamentaria. Pero nada de esto será posible si el 5 de marzo no hay un gobierno socialista", se advierte en el documento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook