Los Mossos acumulan casi 30 denuncias por abusos en los Maristas de Barcelona

26.02.2016 | 18:51
El Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, con el libro de actuaciones en caso de abusos sexuales y otros maltratos graves a menores.
El Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, con el libro de actuaciones en caso de abusos sexuales y otros maltratos graves a menores.

Los Mossos d'Esquadra han acumulado en las últimas semanas casi una treintena de denuncias por abusos sexuales en colegios de los Maristas en Barcelona, dirigidas contra seis profesores y monitores del centro de Sants-Les Corts y contra otro docente del situado en el Eixample.
Desde que a principios de febrero se destapó el caso del abusador confeso Joaquim Benítez, que tiene una quincena de denuncias, los Mossos d'Esquadra han recibido un total de 27, que afectan a ocho profesores o monitores, si bien por el momento solo tres casos están judicializados.
El último caso es el de un profesor de los Maristas de l'Eixample, A.E., que hoy ha reconocido en una entrevista en El Periódico de Catalunya que sometió a tocamientos a antiguos alumnos entre los años 70 y 90, cuando era tutor de un curso de EGB.
La familia de una de estas víctimas se ha puesto ya en contacto telemático con los Mossos d'Esquadra para transmitirles su intención de denunciar, lo que podrían hacer en los próximos días.
En este caso, la familia ha denunciado que cuando, en 1993, se reunieron con la dirección de los Maristas del Eixample les garantizaron que echarían al profesor del centro y, a cambio, les pidieron que no denunciaran el caso ante la policía, lo que finalmente aceptaron, decisión de la que ahora se arrepienten.
Además de este caso, los Mossos han recogido en las últimas semanas un total de 26 denuncias por abusos, dirigidas contra seis profesores y monitores de los Maristas de Sants -entre ellos Benítez, un subdirector que ha sido apartado de centro y un monitor detenido en diciembre-, así como contra un exprofesor de La Salle de la Vall d'Aran.
Por el momento, hay dos procedimientos abiertos contra dos supuestos abusadores: el confeso Joaquim Benítez, a quien el titular del juzgado de instrucción número 6 de Barcelona dejó en libertad con cargos tras declarar el pasado 6 de febrero, y un exmonitor del mismo centro que también está en libertad por orden del juzgado de instrucción número 20 de Barcelona, tras ser detenido en diciembre pasado acusado de abusar de cinco niñas.
Además, en un tercer caso, el del subdirector de los Maristas de Sants-Les Corts que ya ha sido apartado del centro, una juez de Barcelona ha pedido a la Fiscalía, antes de decidir si abre diligencias, que le remita un informe para determinar si las denuncias en su contra han prescrito.
Otro de los profesores denunciados, Arnaldo F., ya fue objeto de un proceso judicial, aunque se acabó archivando en 1997.
Más allá de las quejas de la familia que ha acusado a los Maristas de l'Eixample de disuadirles en 1993 a la hora de denunciar al profesor que supuestamente abusó de su hijo, el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, también ha recriminado a la dirección de Los Maristas de Sants-Les Corts que ocultara los abusos en el centro.
En concreto, Ribó ha lamentado que los Maristas ocultaran en 2011 las quejas del alumno sobre Joaquim Benítez -que acaba de confesar haber abusado de al menos dos alumnos- a las autoridades responsables sobre el tema y también lo silenciaron ante la comunidad educativa y las familias.
La única denuncia que por el momento han recogido los Mossos d'Esquadra que no afecta a los Maristas es la de un religioso del internado Joan March de La Salle en la Vall d'Aran (Lleida) a quien un hombre que ahora tiene 53 años ha acusado de haber abusado sexualmente de él cuando tenía diez años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook