El metro llega mañana al aeropuerto de El Prat con la inauguración de la L9 sur

11.02.2016 | 13:46
Un hombre saca una fotografía en una de las paradas de la L9 del Metro de Barcelona.
Un hombre saca una fotografía en una de las paradas de la L9 del Metro de Barcelona.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, inaugura mañana el nuevo tramo de la L9 de metro que conecta la estación de Zona Universitaria con el Aeropuerto de El Prat, que ha supuesto una inversión de 2.899 millones de euros y es una infraestructura largamente reivindicada por la ciudadanía.
La línea L9 sur, que entrará en servicio mañana a las 15:00 horas, después de la inauguración oficial, tiene 20 kilómetros, 15 estaciones y conecta los municipios de Barcelona, L'Hospitalet y El Prat de Llobregat.
Además de con el aeropuerto, la línea 9 conecta Barcelona en metro con puntos importantes de la economía catalana, como el recinto de Gran Vía de Fira de Barcelona, Mercabarna o polígonos como el de Mas Blau.
La inauguración de este nuevo tramo de la L9 se realiza días antes del Mobile World Congress, que se celebra entre el 22 y el 25 de febrero, y cuyos responsables han puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones la necesidad de que el metro llegue al recinto ferial de L'Hospitalet.
Las estaciones del nuevo tramo son Zona Universitaria (correspondencia con L3), Collblanc (correspondencia con L5), Torrasssa (correspondencia con L1), Can Tries-Gornal (correspondencia L8-FGC), Europa-Fira, Fira, Parc Logístic, Mercabarna, Les Moreres, El Prat Estació (correspondencia Cercanías), Cèntric, Parc Nou, Mas Blau, Aeroport-T2 (correspondencia Cercanías) y Aeroport-T1.
El tiempo de trayecto entre Zona Universitaria y la Terminal 1 será de 32 minutos, mientras que el tramo entre Fira Gran Vía y el aeropuerto se hará en 22 minutos.
El billete para comenzar o finalizar el viaje en las terminales del aeropuerto costará 4,50 euros y no servirá la tarjeta T-10, aunque sí se podrán utilizar otros títulos de la ATM como la T-Mes, la T-50/30 o la T-Trimestre.
El nuevo ramal tendrá una frecuencia de trenes cada 7 minutos por sentido, que se reducirá a menos de cuatro en algunas estaciones cuando se produzcan acontecimientos que generen un gran impacto en la movilidad, como los certámenes feriales más importantes o los días con una elevada previsión de tráfico aéreo en el aeropuerto.
En longitud, es equiparable a la L1 del metro, la más larga de la red, y tiene una previsión de demanda de 23 millones de viajeros anuales.
La L9 sur, como el resto de la línea, funciona con trenes automáticos sin conductor, entra en servicio sin que la parte central -entre Zona Universitaria y La Sagrera- esté construida y se añade a la L9 norte, en servicio entre las estaciones de Can Zam y Sagrera.
La inauguración del tramo de la L9 hasta el aeropuerto supone también la llegada del metro al polígono industrial de la Zona Franca de Barcelona, que culminará con la puesta en servicio de la L10 que cruzará el polígono y que se ha anunciado para el año 2017.
El Consorcio de la Zona Franca, Cilsa y Transportes Metropolitanos de Barcelona están ultimando financiar conjuntamente y adaptar la línea L-110 de bus como "lanzadera" que distribuya usuarios de la L9 desde la parada de Parc Logístic por todo el polígono industrial.
Una vez inaugurado oficialmente el nuevo tramo de la L9, los pasajeros podrán utilizar la línea y la TMB repartirá 50.000 billetes inaugurales entre los vecinos de la zona por donde pasa.
La L9 sur pasará a tener el mismo horario de servicio que el resto de la red, de 5 de la mañana a 12 de la noche los días laborables, y hasta las 2 de la madrugada los viernes y vigilias de festivos, y apertura continuada los sábados y vigilias singulares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook