El exprofesor de los Maristas: Lo que hice, lo hice por debilidad. Pido perdón

06.02.2016 | 12:53
Joaquín B. (c), el exprofesor de gimnasia del colegio barcelonés de los Maristas de Les Corts acusado de abusos sexuales, a su llegada hoy a declarar al juzgado de instrucción número 6 de Barcelona tras las denuncias interpuestas por al menos cuatro exalumnos del centro.
Joaquín B. (c), el exprofesor de gimnasia del colegio barcelonés de los Maristas de Les Corts acusado de abusos sexuales, a su llegada hoy a declarar al juzgado de instrucción número 6 de Barcelona tras las denuncias interpuestas por al menos cuatro exalumnos del centro.

El exprofesor de gimnasia de los Maristas de Les Corts, Joaquín B., que declarará esta mañana en el juzgado de instrucción número 6 de Barcelona por presuntos abusos a a cuatro menores de este centro educativo, ha confesado que lo que hizo fue "por debilidad" y pide "perdón" a los chicos de los que abusó.
"Estoy preparado para afrontar esto ante la sociedad. Lo que hice, lo hice por debilidad. Sé que estuvo mal, lo sé. Solo espero tener la oportunidad de poder pedir perdón a aquellos chicos", ha reconocido Joaquín B. en una entrevista con El Periódico de Catalunya, en la que confiesa los hechos.
El juzgado de Instrucción número 6 de Barcelona, el Consorcio de Educación y el Síndic de Greuges han abierto investigaciones para saber por qué al menos cuatro alumnos del colegio de los Maristas de Les Corts sufrieron abusos por parte de un profesor y estas instancias lo desconocían.
El padre de un exalumno del colegio de los Maristas del distrito de Les Corts, de Barcelona, denunció esta semana los abusos sexuales que sufrió su hijo por parte de un profesor de gimnasia de ese centro durante más de dos años y que ya había sido denunciado en 2011 por una situación similar.
En su confesión al diario, el exprofesor de los Maristas explica que si hay algo que le da fuerzas es su conversión a "la fe de los mormones".
"En estos cuatro años he pasado cuentas con Dios, me he limpiado delante de él, que es lo que importa, y ahora sé que tengo que hacerlo ante la gente", ha añadido.
Según su relato, "este fin de semana iré a hacer la declaración oficial ante el juez, que ya me ha citado -será hoy-, y después tengo previsto desaparecer".
"Fui débil, no me gusta que me digan pederasta", afirma, tras reconocer que, durante años, ocultó su condición homosexual, que ahora asume.
"Ya sé que no es una excusa, ni un motivo que explique lo que pasó, pero fui educado en el catolicismo más estricto, interno durante más de 16 años en un colegio con otros chicos, de mi edad y más mayores que yo, con los que tuve los primeros contactos ", explica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook