Un juez investiga a un exprofesor de Barcelona por cuatro denuncias de abusos

05.02.2016 | 13:17
Un juez investiga a un exprofesor de Barcelona por cuatro denuncias de abusos
Un juez investiga a un exprofesor de Barcelona por cuatro denuncias de abusos

El titular del juzgado de instrucción número 6 de Barcelona ha comunicado su condición de investigado al exprofesor del colegio Maristas de Sants Joaquín B., por lo que le emplaza a designar un abogado, tras recibir cuatro denuncias por abusos sexuales de exalumnos de ese centro educativo.
Según han informado fuentes cercanas al caso, esta misma mañana la policía catalana ha llevado al juez otras tres denuncias por abusos sexuales contra el exprofesor, que se suman a la primera que le remitieron el pasado miércoles.
El exprofesor, que fue expulsado del colegio en 2011, no ejerce actualmente en ninguna escuela pública ni concertada catalana, han confirmado a Efe fuentes del departamento de Enseñanza.
A raíz de la primera denuncia, el juez Miguel Ángel Tabarés abrió diligencias y ha enviado una notificación al exprofesor en el que le comunica que tiene la condición de investigado en la causa y, por lo tanto, le emplaza a comparecer en el juzgado con un abogado.
El exprofesor no ha sido citado a declarar como investigado ante el juez instructor y tampoco ha sido interrogado por los Mossos d'Esquadra, que sin embargo lo tienen localizado y están indagando sus circunstancias personales.
El juez que investiga el caso tiene previsto llamar a declarar como testigos a los exalumnos denunciantes en las próximas semanas, antes de interrogar como investigado al exprofesor, para que ratifiquen los supuestos abusos sexuales sufridos, que ya han relatado a la policía.
La primera de las denuncias fue interpuesta por un exalumno de Maristas de Sants, que ahora tiene 22 años, el pasado 18 de enero ante los Mossos d'Esquadra.
Por su parte, el Equipo de Protección de la Infancia de Maristas Catalunya ha informado en un comunicado de que ya en 2011 recibió una denuncia de una familia sobre supuestos abusos, por lo que expulsó al profesor, que reconoció los hechos, y llevó el caso a la Fiscalía de Menores.
Esa denuncia fue investigada por la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, que acabó archivándola, según fuentes judiciales.
Tras ser informado de la denuncia, el colegio aplicó entonces "los protocolos internos de la Institución sobre la protección de los niños, y se actuó de inmediato", ha asegurado la escuela.
Según el comunicado de los Maristas, "sólo saberlo, y una vez el mismo profesor reconoce los hechos, este profesor queda desvinculado de la escuela al día siguiente" y la escuela se puso a disposición de la familia, "ofreciendo apoyo e invitándola a denunciar los hechos".
El 14 de junio de 2011 la escuela denunció los hechos ante la Fiscalía de Menores.
Según ha informado la escuela, el 30 de diciembre de 2013, el colegio recibió una segunda comunicación acusando al mismo profesor (ya fuera de la escuela) de presuntos abusos sexuales a otro alumno.
La escuela ofreció al denunciante "toda la colaboración para poder aclarar los supuestos hechos, le presenta la posibilidad de que los abogados de la víctima y los de la Institución trabajen conjuntamente y expresa la voluntad de que los hechos se aclaren rápidamente"
La escuela insistió a la familia de la necesidad de que denuncie los hechos, pero "desde entonces esta familia no se ha vuelto a poner en contacto con la escuela en ningún momento".
Según el comunicado de la escuela, "a fecha de hoy la escuela no tiene constancia de ninguna otra denuncia contra este exprofesor del centro".
"Desde la Institución lamentamos el sufrimiento que se haya podido causar y reiteramos nuestro compromiso de seguir actuando de manera firme y contundente ante de cualquier caso de abuso", concluye el comunicado firmado por el Equipo de Protección a la Infancia de los Maristas en Catalunya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook